Cumplí un sueño en el mejor partido de mi vida: Chaco

Christian Giménez habló de su sentir tras poder jugar al lado de su hijo, Santiago, y de la lesión que éste sufrió.
 Chaco asistió a Chaquito en la jugada que derivó en la lesión de clavícula.  (Foto: Mexsport)
  • Giménez le dijo a su hijo que la lesión solamente refleja lo aguerrido que es
Ciudad de México -
Disfruté este partido como el mejor de mi vida: Chaco

Christian Giménez cumplió el sueño de jugar al lado de su hijo Santiago, aunque tuvo que ser testigo de la fractura de clavícula izquierda que sufrió el Jr. en su debut con el primer equipo.

El mediocampista de Cruz Azul habló de lo especial que fue ese partido y también de la lamentable lesión en el duelo amistoso que perdieron 1-0 ante Pumas en Texas.

"Él venía con una buena racha, nadie le había regalado nada, él quería estar en el equipo. Yo hablo mucho con él y le digo que estas cosas pasan cuando eres un tipo aguerrido. Más allá de la lesión, uno se tiene que sentir orgulloso de decir que tuvo una fractura y volvió a la cancha, eso significa las ganas que tenía de estar.

"Como padre hay momentos en la vida, a pesar de que estés dolido y molesto, tienes que hacerte fuerte por él. Sin cosas que vivimos juntos. Lo soñé, no pensé que se fuera a dar tan pronto, pero lo disfruté. Este partido lo disfruté como el mejor partido de mi vida", expresó.

Chaco asistió a su hijo en la jugada donde el portero Alfredo Saldívar le cometió penal y en el choque terminó lesionado. El penal lo cobró el propio '10', pero lo falló.

"Fue raro. Raro darle un pase, raro ver que se golpea. Fue diferente. Nunca he sentido dentro de la cancha algo parecido como fue jugar con mi hijo. Estoy agradecido con la institución", indicó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×