Perdemos todos

El saldo de la partida de México de Copa Libertadores.
Ciudad de México -

De confirmarse que los clubes mexicanos ya no participarán más en la Copa Libertadores de América, se estaría perdiendo una continuidad de más de 17 años de participación de equipos mexicanos en la justa continental, resaltando lo hecho por Cruz Azul, América y Chivas, sin dejar de lado que los últimos años esta Copa ya no había tenido ese arraigo entre los mexicanos, debido entre otras cosas al cambio de calendario, así como la falta de presencia de los llamados equipos grandes.

Con esto la CONMEBOL y la empresa que organiza el torneo continental, pierden a un gran socio comercial y deportivo como lo es el futbol azteca, partiendo de la base que México representa mucho de los ingresos económicos para la organización de la Copa Libertadores, pero también no podemos pasar por alto que servía para que muchos jugadores tuvieran roce en este tipo de competencias, ya que jugar en Sudamérica no es nada sencillo, con lo cual se forjaría a las nuevas generaciones, siempre jugando bajo las condiciones y reglas, como el tener la final siempre en casa y no jugarla en México entre otras tantas.

De lo anterior, hay que tomar en cuenta que los equipos mexicanos no percibían ningún premio económico por parte de CONMEBOL ni de la Copa en caso de ganarla, por lo que al empatarse los calendarios con las finales aquí en México, teniendo que poner en una balanza qué convenía más, si jugar una semifinal o final en Sudamérica o la Liguilla del torneo local, sumándole que la televisora dueña de tus derechos sí te paga por ello, mientras que por jugar la Libertadores no tendrías una remuneración y a falta de que las partes nunca se quisieron poner de acuerdo; la FEMEXFUT decidió dar un paso al costado.

Ahora bien, con el retiro de Justino Compeán, México se quedó sin un operador de peso para este tipo de situaciones, no hay quien haga el trabajo de relaciones públicas mas allá de nuestras fronteras, que sea la mano izquierda que pueda sentar a las partes a fin de llevar a buen puerto este tipo de situaciones en las que más allá de conflictos de interés, derechos, venganzas o calendarios, todos los involucrados salen perdiendo de una u otra manera, por lo que espero que este supuesto año sabático sirva para curar las heridas y acercar a las partes, de lo contrario se perderá mucho.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas