Sosa enfrenta al Pachuca, su refugio y cuna como DT

Los Tuzos y el técnico hidrocálido tienen un pasado significativo en la historia profesional de ambos.
Necaxa y Sosa vivirán una Liguilla en el mismo torneo que ascendieron.
 Necaxa y Sosa vivirán una Liguilla en el mismo torneo que ascendieron.  (Foto: MexSport)
  • El actual DT de Necaxa ganó dos títulos de Liga como jugador con los Tuzos
  • Esta noche espera que el gran semestre de los Rayos no termine en Cuartos de Final
Ciudad de México -

Hoy entrena al Necaxa en su primera Liguilla como técnico en Primera División y Alfonso Sosa enfrentará al club con quien vivió sus mejores momentos como futbolista.

Pachuca será el rival de sus Rayos esta noche, curiosidad que al técnico no le pasa de largo, pues con los Tuzos ganó dos títulos de Liga y uno de la Concacaf, además de que justó ahí comenzó su carrera como estratega.

“Cuando salí quedé con las puertas abiertas en Pachuca y justo me hacen un partido de despedida en Pachuca y ya me habían invitado a trabajar. Es algo especial, ahí me tocó ser campeón, ahí me tocó empezar como entrenador, ahí pasé cosas muy bonitas”, recordó.

La institución de Tuzos se convirtió en un refugio. Sosa había defendido a Cruz Azul como jugador, pero su salida lo tomó por sorpresa, en 1999, cuando recaló con los hidalguenses.

“Fue difícil para mí pero con el paso del tiempo todo fue cambiando, ya estando ahí lo que viví fue algo muy lindo. Me tocó ser campeón en dos ocasiones, incluso en Concachampions, fue el segundo equipo en donde más tiempo estuve”, mencionó.

Con los Tuzos estuvo de 1999 al 2004 y fue parte de una generación que cosechó varios éxitos, como los títulos de Liga de los Inviernos 99 y 2001.

“Cuando yo llegué prácticamente no había nada, se acaba de salvar el equipo. Había una cancha de entrenamiento, había un vestidor, entrenábamos de repente en el estadio, otras veces en el antiguo estadio y a partir de ahí empieza el crecimiento.

Así, alivio el trago amargo por su salida de Cruz Azul.

“Estaba mal porque injustamente estaba saliendo de un equipo al que desde pequeño le iba (Cruz Azul)”, agregó.

“Pero mira lo que son las cosas me toca ser campeón, nunca lo había sido, precisamente a los seis meses que salgo de Cruz Azul”.

El cariño por Pachuca nadie se lo quita. Sin embargo, lo realizado este semestre con el Necaxa es lo que realmente ocupa su mente, esperanzado en que la sorpresa por haber llegado a la Liguilla –cuando la prioridad era sumar para librar el descenso– no termine en Cuartos de Final.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×