Chivas canta y América se esconde en la noche previa al clásico

Mientras que en el hotel sede del Guadalajara todo fue fiesta con los jugadores, las Águilas le huyeron a sus poquitos fans.
Más de 500 aficionados de Chivas cantaron y bailaron junto a los jugadores.
 Más de 500 aficionados de Chivas cantaron y bailaron junto a los jugadores.
  • En la concentración del América no hubo más de cien aficionados; en la de Chivas hubo más de 500
Guadalajara, Jalisco, México -

Una noche de dos caras distintas fue la que se vivió en los hoteles sede de las concentraciones de Guadalajara y Ámerica, esto en la noche previa al clásico que se vivirá en el Estadio Chivas por la vuelta de los cuartos de final.

Luz y sombra fueron la representación precisa para lo ocurrido en dichas sedes. El plantel de América, fiel a su costumbre, evitó a un sector de su afición, ingresando al hotel por una puerta de servicio donde los aguardaban menos de cien fanáticos azulcremas. Solo dos jugadores se detuvieron a firmar autógrafos y tomarse fotos. De la puerta de servicio al lobby y de ahí a los elevadores que llevaron al plantel a sus respectivos cuartos.

En la sede del Guadalajara fue todo lo contrario. Alrededor de 500 aficionados organizaron el acostumbrado "banderazo" orquestado por los grupos de animación, en el cual participaron los mismos jugadores.

En el hotel de Chivas fue necesario el cierre parcial de la avenida Las Rosas, pues el caos vial fue evidente. Futbolistas como Orbelín Pineda, Jair Pereira, Ángel Zaldivar, Isaac Brizuela, Javier López, Jesús Sánchez y otros, se mezclaron codo a codo con los aficionados del Rebaño.

Mientras a la mayoría de los futbolistas del América solo se les vio pasar al llegar a su hotel, los de Chivas salieron a la calle a cantar, saltar y convivir con la afición.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×