¿Moriríamos felices hoy?

No dejo de darle vuelta a las últimas palabras del director técnico del Chapecoense, Caio Junior.
Ciudad de México -

No dejo de darle vuelta a las últimas palabras del director técnico del Chapecoense, Caio Junior, cuando después de conseguir el boleto a la final de la Copa Sudamericana, dijo: “Si muriera hoy, moriría feliz”. Cinco días después perdería la vida.

Estamos viviendo una tragedia que va más allá del futbol. Estamos hablando de personas, de padres y de hijos; de seres humanos.

Reflexionar si vivimos la vida que queremos vivir, si disfrutamos cada día al máximo, si le damos importancia a las cosas que la tienen y no a quejarnos por banalidades y cosas sin sentido.

Este tipo de golpes son muy duros, es una lección de que nadie, ni tú ni yo, tenemos la vida comprada. Que todo puede cambiar.

Muchas veces hablamos de lo cómodo que es ser futbolista y como envidiamos esa profesión y pocas veces nos ponemos a pensar que semana tras semana se juegan la vida en viajes, estando lejos de sus familias. Es un trabajo fantástico, pero también con muchísimos sacrificios.

De todo lo malo que encontramos en esta tragedia, también queda lo bueno que es darnos cuenta que ante la adversidad estamos todos juntitos. Me da gusto ver como el mundo del futbol y el mundo en general se ha volcado en muestras de cariño y de apoyo a las familias y entorno de las víctimas.

Lo de Atlético Nacional es para destacar. No lo pensaron ni dos segundos antes de pedirle a Conmebol que le diera el titulo al Chapecoense; ahora solamente espero que Conmebol esté a la altura y actué con cordura.

Hoy es el momento de entender que con llegar a nuestra casa sanos por la noche, ya es un buen día. Vámonos, que la pasen bien.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas