Presidente FIFA, Puyol y Figo fueron al último adiós del Chapecoense

El Arena Condá, casa del Chapecoense, vivió una emotiva ceremonia de despedida.
 Decenas de miles de aficionados acudieron al último adiós en la Arena Condá. (AFP)  (Foto: AFP)
  • Los restos mortales de 50 de las 71 víctimas del accidente fueron recibidos con honores militares
Chapecó, Brasil (Reuters) -

Al grito de "El campeón volvió", decenas de miles de personas despidieron este sábado a las víctimas del accidente aéreo de Colombia en el Arena Condá, el estadio del Chapecoense, el modesto equipo brasileño que se convirtió en un ejemplo de superación y cuya tragedia ha sacudido al país.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y los exfutbolistas Luis Figo y Carles Puyol fueron de los asistentes al adiós de los restos mortales de 50 de las 71 víctimas, también con la presencia del presidente brasileño, Michel Temer.


Los ataúdes en el estadio del Chapecoense.
Los ataúdes en el estadio del Chapecoense.  (AFP)

Pese a la lluvia, miles de personas acompañaron en las calles el paso de la comitiva fúnebre hasta el estadio del Chapecoense, donde retumbaron las notas del himno nacional para dar paso a la emotiva despedida que se prolongó durante más de tres horas.

"En la alegría y en la pena, mi huracán tú eres siempre un vencedor", rezaba una enorme pancarta colocada en el estadio, sembrado de banderas, fotografías y carteles con los colores verde y blanco -los del Chapecoense - y la consigna "Un héroe no muere, se convierte en leyenda".

Para todos hubo hoy un recuerdo en el Arena Condá con la lectura de cada uno de los nombres de las víctimas en una ceremonia marcada por la tristeza y la sencillez.

Flores, globos blancos y la presencia de un pequeño con un penacho de plumas -símbolo del club- evocaron a los "guerreros" de Chapecó.

La ceremonia rindió también tributo a Colombia y a la afición del Atlético Nacional de Medellín por la sentida despedida de la afición colombiana a las víctimas.

El alcalde de Chapecó, Luciano Buligon, entró en el campo con una camiseta del Atlético Nacional y aseguró que los brasileños "nunca olvidarán lo que Colombia hizo por el Chape".

A pesar de la tristeza que marcó la ceremonia, el público se unió para corear "el campeón volvió" cuando el conductor del acto prometió que el Chapecoense se va a "reconstruir" con "la pasión verde y blanca" y con "la alegría, la fe y la esperanza que representaban estos jugadores".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×