Chicharito, en su peor bache sin gol en Europa

El fin de semana, Chicharito falló un penal, pero este miércoles vuelve a Champions.
Javier Hernández vive su peor sequía goleadora desde que llegó al futbol de Europa.
 Javier Hernández vive su peor sequía goleadora desde que llegó al futbol de Europa.  (Foto: Getty)
  • El delantero está por acumular mil minutos sin marcar
Ciudad de México -

Javier Hernández vive su peor sequía goleadora desde que llegó al futbol de Europa al cumplir 984 minutos sin poder anotar gol con el Bayer Leverkusen y Selección Mexicana.

El delantero no ha podido festejar una diana desde el 1 de octubre de 2016 cuando el equipo de las Aspirinas derrotó 2-0 al Dortmund con goles del mexicano. Desde entonces han pasado 13 partidos, 2 de ellos con el Tri.

El mexicano en Europa ha tenido malos momentos frente a la portería, pero nunca había tenido tanta actividad como ahora cuando el entrenador Roger Schmidt lo tiene como titular indiscutible.

En su paso por el Manchester United y el Real Madrid pasó rachas más largas de partidos, pero como recibía pocos minutos o solo era considerado como suplente disponía de menos tiempo para conseguir goles.

Previo a esta racha de casi mil minutos sin gol, su anterior sequía se remonta a la Temporada 2013-2014 cuando pasó 535 minutos sin un tanto entre el 5 noviembre y el 5 enero.

El Chicharito vivió su periodo de juegos más largo sin anotar entre el 18 de noviembre de 2014 y el 28 de marzo de 2015 cuando pasaron 25 partidos sin gol aunque en varios de esos encuentros ni siquiera fue considerado por el entonces entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti. En cuestión de minutos, Hernández Balcázar solo recibió 341 minutos.

Y eso que a lo largo de esas temporadas en el Viejo Continente ha pasado por rachas de 5 y hasta 10 juegos pero tarde o temprano se reencuentra con el gol.

Javier Hernández tuvo la oportunidad de acabar con esta sequía el sábado anterior cuando se decretó un tiro penal para Leverkusen en el duelo frente a Friburgo pero el mexicano le pegó mal al esférico, y el portero casi sin moverse del centro de la portería desvió el disparo.

El mexicano que está tan cerca de convertirse en máximo anotador histórico de Selección, pues solo un gol lo separa de ello, vive el contraste por el momento europeo, aunque parte de ello se debe a los balones que no le llegan.

“Como equipo también tenemos que mejorar y otorgarle más oportunidades claras de gol”, aceptó Schmidt el sábado pasado.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×