En México, nadie como William da Silva sufrió tragedia de Chapecoense

El volante del América fue dirigido por Caio Junior, DT de Chapecoense que falleció
William fue amigo de las víctimas del accidente del Chapecoense.  (Foto: Mexsport)
 William fue amigo de las víctimas del accidente del Chapecoense. (Foto: Mexsport)
  • William le dedica el gran momento que vive como pilar del América
Ciudad de México -

La semana que William da Silva ha vivido, desde el pasado lunes cuando se enteró que tres de sus más cercanos amigos se encontraban involucrados en un accidente aéreo, ha estado llena de momentos agridulces.

El volante brasileño es pieza fundamental para que América esté en la final del Apertura 2016 e incluso, lejos de sus características, ha marcado tres goles, aunque la alegría no es total, pues en su mente aún pesa la tristeza de la pérdida de Caio Junior, DT del Chapecoense, y quien a decir del propio Da Silva, fue uno de los estrategas que más lo marcó cuando lo dirigió.

"Sí (ha sido una semana triste) porque fue el entrenador con el que más jugué en el Palmeiras, me dio mucha confianza porque siempre me tuvo como titular y cuando se fue me quiso llevar a un equipo de Brasil que se llama Goias, pero las cosas no se dieron y este momento que vivo es de contrastes.

"Me alegro mucho por el momento que vivo pero lo lamentó por haber perdido una persona tan especial para mí y que me ha aportado mucho. Ojalá Dios reconforte el corazón de sus familiares porque de verdad me duele mucho", manifestó a Mediotiempo previo a partir a Japón.

Y es que William reconoce estar en el mejor momento desde que llegó al América a principios de este año, situación que disfruta a la par del sufrimiento que le provocó la pérdida de su ex DT y también de dos amigos más, Gil y Arthur Maia, que también fallecieron en el trágico accidente aéreo.

"Es muy triste por todos los que estaban ahí porque tenía dos amigos en el equipo que también creo que sus familias están sufriendo mucho y ojalá que Dios los cuide", refirió.

EL FESTEJO, UN RECUERDO PRESENTE DE SUS AMIGOS

Los brazos levantados hacia el cielo mientras se hinca se han convertido en una constante del "7" azulcrema, festejo que en gran parte se debe a la tristeza que siente por la pérdida de sus compañeros.

"El festejo es la gratitud con Dios porque ellos (Caio Junior, Gil y Arthur Maia) ya no tienen la oportunidad de estar en la cancha y yo he podido estar y por eso lo agradezco", puntualizó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×