Molina, del odio al amor hay un paso

Previo al Clausura 2009, los seguidores albiazules quedaron incrédulos ante el anuncio de que Aldo de Nigris llegaba como refuerzo al equipo del Cerro de la Silla.
 Molina comenzó su carrera con Tigres, donde fue formado como jugador. (Foto: Mexsport)
  • Podría unirse a Aldo de Nigris, como un jugador surgido de Tigres que triunfe en Rayados
Monterrey, Nuevo León -

La llegada de Jesús Molina a Rayados levantó una serie de opiniones divididas entre la afición albiazul, pero la mayoría se pronunció en contra del arribo del mediocampista como nuevo refuerzo del Monterrey debido a su pasado.

El mediocampista podría vivir una historia similar a la de Aldo de Nigris, delantero de la Pandilla que también tuvo un inicio en su carrera con el equipo de Tigres y cuya contratación fue duramente criticada por la gran parte de la hinchada, debido también a su escasa producción goleadora, pero una vez en el Monterrey el hermano menor del Tano se convirtió en un ídolo.

Aldo y Molina tuvieron sus inicios en el futbol con el archirrival de Rayados, el conjunto de Tigres, pero después de un paso por otros clubes y al regresar a la Sultana del Norte para enfundarse en la playera albiazul prometieron entrega total por su nuevo escudo, lo cual el menor de la dinastía De Nigris cumplió al pie de la letra y con Jesús estará por verse a partir de su debut.

Previo al Clausura 2009, los seguidores albiazules quedaron incrédulos ante el anuncio de que Aldo de Nigris llegaba como refuerzo al equipo del Cerro de la Silla, para apuntalar la ofensiva en donde se encontraba Humberto Suazo y el canterano Darío Carreño.

Además de su pasado felino, la afición también cuestionaba la llegada de Aldo por ser un delantero que en seis años de carrera y tras pasar por tres clubes distintos, apenas tenía 16 goles en 122 juegos disputados, un descenso con Veracruz y con Necaxa estuvo solamente 240 minutos en la cancha y no marcó ni un tanto.

Sin embargo, en el Monterrey todo cambió para De Nigris, quien marcó cinco tantos en su primera temporada con los albiazules, pero también destacó por sus asistencias y formó una dupla letal con Suazo, que dio dos títulos de Liga y tres Ligas de Campeones de la Concacaf, además de consolidarse como el mejor goleador mexicano de la historia para Rayados con 81 goles.

La trayectoria de Jesús Molina ha sido distinta, pues el canterano de Tigres llega al Monterrey como un jugador consolidado y en su madurez futbolística, después de haber sido pieza clave tanto con los universitarios así como en América y Santos, con un importante palmarés en su currículum, con los son dos títulos de Liga y una Concachampions con las Águilas y una Liga más con los Guerreros, además de ser titular indiscutible en cada uno de sus ex equipos, por lo que se espera que aunado al conocimiento que ya tiene con Antonio Mohamed, pueda convertirse pronto en un elemento importante para los del Cerro de la Silla.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×