Las lágrimas del Bofo Bautista a 10 años del último título de Chivas

Ya pasaron 10 años del gol del Bofo que le dio el título a Chivas en el Nemesio Diez.
Bofo Bautista no olvida el gol que anotó para darle el título a Chivas en 2006.
 Bofo Bautista no olvida el gol que anotó para darle el título a Chivas en 2006.  (Foto: MexSport)
  • A 10 años de distancia, Adolfo Bautista recordó el último título que hizo vibrar a la afición de Chivas
Guadalajara, Jalisco -
Adolfo Bautista y sus lágrimas de campeonato

Ha pasado una década de aquel momento, pero los ojos del Bofo vuelven a llenarse de lágrimas, solo de recordarlo. 10 de diciembre de 2006, un día que en la historia de muchos rojiblancos contemporáneos, pero principalmente para Adolfo Bautista, significó un antes y un después. Un día para no olvidarlo jamás. Un día en que todos en chivas derramaron lágrimas por levantar otro título, pero el “Bofo” también lloró por su mamá.

La cancha del Nemesio Diez estaba destinada a ser la sede del título 11 del Guadalajara en la época profesional. En ese estadio, con todo en contra, apareció el referente del equipo. En el círculo central, recibió la pelota de espaldas al arco y perfiló para Alberto Medina, quien de una pelota comprometida, hizo un pase para el gol del título, el tanto del “Bofo”. Después, un grito con llanto, un lamento: “¡Mamáaa!, gritó al cielo, recordando a doña Cristina Herrera. Las lágrimas inundaban los ojos del “Bofo” y de los millones de aficionados de Chivas en el país. El Rebaño volvería a levantar una Copa.

“Te das cuenta que han pasado 10 años y vuelvo a recordar el momento que viví, ese gol, para quién iba dedicado y esperando que muy pronto Chivas vuelva a ser campeón, pero lo sigo recordando”, confesó a Mediotiempo Adolfo Bautista, quien consagró su carrera en ese instante.

La imagen del Bofo llorando, recordando a su madre, es una escena que conmueve a cualquiera, pero principalmente a los rojiblancos, que una década después recuerdan la obtención del último título rojiblanco. Esa undécima copa que costó sangre, sudor y lágrimas a un equipo que venía de atrás.

Bautista lo piensa un instante, después, se siente en confianza. Revela una historia jamás antes contada. Hace 10 años, antes de esa final ante Toluca, soñó a su madre: en el sueño, platicó con ella, le prometió dedicarle un gol y le cumplió.

“Normalmente en el transcurso del hotel al estadio, cuando vamos en el camión voy rezando, o hablando con mi familia y en ese caso iba rezando pero me quedé dormido, pero me conecté con mi mamá. Cada partido se lo dedicaba a ella y eso fue muy especial, porque me conecté con ella y le dije que ese partido se lo dedicaba y que primero Dios íbamos a ser campeones.Le dije que iba a meter un gol, y que sería dedicado para ella, por eso fue que llegué al estadio con mucha emoción y convencido de que iba a meter un gol. No sabía si íbamos a ser campeones, pero iba a meter un gol y dedicado para ella. Por eso la reacción que tuve cuando cae el gol, el festejo hacia arriba y sinceramente se me salieron las lágrimas por todo lo que traía encima al haber perdido a lo que más quería en la vida.

“Empecé a platicar con ella, me decía que me quería mucho, que había cumplido mi sueño de jugar, que lo disfrutara, que ella estaba conmigo como diciéndome que era mi ángel, fue algo impresionante para mí porque ese transcurso fue muy rápido: el hotel donde nos quedamos estaba lejos del estadio, pero se me hizo un trayecto corto; incluso, todos los compañeros ya habían bajado del camión y me tuvieron que despertar. Al final del sueño, ella me dijo que disfrutara del futbol y disfrutara ese partido, que ella iba a estar conmigo. Por eso, cuando cae el gol, me desahogué gritando, dedicándoselo a ella”, recordó.

La manera en que Guadalajara consiguió esa undécima copa, terminó de encumbrar a Bautista como un ídolo de los rojiblancos, quienes se conmueven al ver las escenas de nuevo en Youtube, y que contarán a sus hijos de cómo Chivas obtuvo su corona número 11, que solo entonces le sirvió para marcar distancia con América.

“Es un momento que revivo, que lo veo de nuevo y vuelvo a llorar, porque es algo que me nació, mucha gente que me encuentro en la calle me dice que siempre me va a recordar por ese momento en que se dio el título y siempre he estado muy agradecido con Chivas y Jorge Vergara por cumplir uno de mis sueños, que era jugar para Chivas”, puntualizó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×