Los cabezazos de Sergio Ramos, una fórmula ensayada e infalible

Los goles agónicos se han vuelto una especialidad para Ramos y así lo demostró ante el Deportivo.
Sergio Ramos marcó el gol de la victoria del Real Madrid sobre el Deportivo.
 Sergio Ramos marcó el gol de la victoria del Real Madrid sobre el Deportivo.  (Foto: GettyImages)
  • Sergio Ramos preparó los goles ante el Barcelona y el Depor con la ayuda de Lucas Vázquez
Ciudad de México -

Cada vez que el Real Madrid se encuentra contra las cuerdas, aparece el capitán Sergio Ramos para marcar de cabeza y salvar a su equipo, un patrón que se volvió a presentar este sábado en la victoria agónica de los Merengues 3-2 sobre el Deportivo La Coruña.

Como se pudo ver en un video después del Clásico contra el Barcelona, donde Ramos anotó el gol del empate al 90' tras un centro de Luka Modric, el central ya tiene bien estudiada la jugada en la que uno de sus compañeros le jala la marca para que él pueda aparecer solo y hacer de las suyas en el área. Contra el equipo blaugrana fue Lucas Vázquez quien estorbó a Gerard Piqué y así el defensa blanco quedó sin marca para cabecear a las redes.

La fórmula se repitió contra el Depor. Justo antes de que Toni Kroos cobrara el tiro de esquina, Ramos se colocó detrás de Lucas Vázquez, el defensa rival se fue con el mediocampista y Ramos arrancó solo hacia el primer poste para rematar de nuevo de cabeza a gol, esta vez al 92'.

Más allá de que ya tiene muy ensayada la jugada, los goles agónicos se han vuelto una especialidad para Ramos. Todo empezó con su tanto de cabeza en la final de la Champions League de 2014 ante el Atlético de Madrid en Lisboa. El central marcó el empate al 93' luego de un centro de Modric y a la postre el Madrid venció a los rojiblancos 4-1 en el tiempo extra para alzar el título.

Ramos repitió la dosis en la Supercopa de Europa. Con el marcador 2-1 a favor del Sevilla, el líder del cuadro blanco apareció en el área para empujar un centro de Vázquez, una vez más de cabeza y pasado el minuto 90, para mandar el partido al tiempo extra. Al final el Real Madrid también ganó el título.

El sevillano lo volvió a hacer el sábado pasado en el clásico contra el Barcelona y refrendó su "especialidad" en esta jornada contra el Depor para felicidad de Zinedine Zidane, quien llegó a 35 partidos consecutivos sin perder en el banquillo merengue, una cifra histórica en el Real Madrid.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×