A dos años de la partida de Suazo de Rayados

El ídolo de la afición del Monterrey dijo adiós el 12 de diciembre de 2014.
 Suazo tuvo un partido de despedida ya en el nuevo estadio.  (Foto: Foto: Mexsport)
  • Hace dos años, Humbero Suazo anunció que dejaba Rayados
Monterrey, Nuevo León -

Hace dos años llegó el anuncio que toda la afición de Rayados ya esperaba, pero que nadie quería escuchar...

Tras siete años de defender la playera en rayas de azul y blanco, el 12 de diciembre de 2014 el crack chileno, Humberto Suazo, decía adiós para regresar a su país y ahí terminar su carrera. Se iba el ídolo para convertirse en leyenda.

Suazo, a sus 33 años, se despedía del club donde obtuvo los logros más importantes de su prolífica carrera como jugador, en donde llegó en el Apertura 2007 precedido de ser el mejor goleador del mundo del 2006, según la Federación Internacional de Historia y Estadística de Futbol.

Como todo genio, el carácter del Chupete era volátil e impredecible, por lo que le costó mucho su adaptación a su nuevo equipo y compañeros en su primer torneo en el Monterrey. Manifestó su intención de regresar a Sudamérica con el Independiente de Avellaneda, pero los argentinos no tuvieron el suficiente capital para hacerse de sus servicios.

A partir del 2008 la historia cambió por completo y Suazo explotó con el potencial goleador que se esperaba de él, se proclamó campeón goleador del Clausura 2008 con 13 anotaciones y de la mano en la cancha y con Víctor Manuel Vucetich en el banquillo, entre ambos llevaron a la Pandilla a época dorada de su historia.

Un total de121 goles lo convirtieron en el máximo romperredes en la historia del Club de Futbol Monterrey y en la memoria de la hinchada están las tardes llenas de magia, futbol y goles que el chileno trazó con pinceladas magistrales.

Cuando más se le requería, siempre aparecía el ‘26’ en el dorsal, siendo fundamental en cada final disputada y ganada por el Monterrey. Como en el Apertura 2009, cuando Cruz estaba arriba 3-1 en la final de ida y emergió el andino para comandar la remontada y que los albaizules terminaran ganando 4-3 con dos anotaciones suyas; para la vuelta otro gol de él terminó por sellar el título.

En el Apertura 2010 después de que Rayados regresa con desventaja de 3-2 de Torreón, nuevamente apareció la figura de Humberto Suazo para con dos golazos suyos, darle el cuarto título de su historia a la Pandilla.

En el tricampeonato de la Liga de Campeones de Concacaf la historia no fue muy distinta, en el 2011 después de igual 2-2 en el Tec, el Monterrey se plantó en el estadio Rio Tinto de Salt Lake City y con una excelsa definición de Chupete en el área chica ante el acoso de dos defensas y el portero, marcó el gol del título.

Para el tercer título contra Santos en el Tec, Suazo se echó el equipo al hombro, puso dos pases para gol y marcó el de la puntilla, luego de que los albiazules perdían 0-2 y terminaron ganando 4-2, para proclamarse tricampeones de la Concacaf.

Hoy Suazo ha colgado los botines, está lejos de Rayados y de la Sultana del Norte, pero siempre presente en la memoria de la afición y grabado su nombre en letras de oro, recordado como uno de los más grandes en la historia albiazul.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×