Liga MX se acostumbra a las Finales llenas de drama

Las emociones han estado al límite en las finales del futbol mexicano.
 Momento en el que el himno mexicano se escuchó en el Universitario. (Foto: Imago 7)
  • Te presentamos un recuento de las definiciones más cardiacas de los últimos años
Ciudad de México -

América se quedó a un minuto de lograr su título 13 y el mismo drama que se vivió por el empate de último minuto y el triunfo de Tigres en penales es algo que comienza a ser una buena costumbre en la Liga MX.

Los finales de alarido han sido varios en los últimos años y el 2016 fue prueba de ello por partida doble, ya que el Clausura 2016 terminó con el campeonato del Pachuca en casa del Monterrey cuando faltaban 15 segundos para que terminara el tiempo regular y Víctor Guzmán cabeceó por el título.

Seis meses atrás, el Apertura 2015 terminó cardiaco entre Pumas y Tigres. Los capitalinos se habían recuperado de un 0-3 global para mandar a tiempo extra, donde primero anotó Gignac y luego Gerardo Alcoba para mandar todo a penales. Al final, los del norte se llevaron el título.

En la Final del Clausura 2015, Querétaro tenía que levantarse de una desventaja de 5-0 ante Santos y en 37 minutos de la Vuelta ya le había metido 3 a los laguneros. Aunque no les alcanzó, al menos enloquecieron al estadio Corregidora.

Ni qué decir de la final del Clausura 2013 entre América y Cruz Azul con el cabezazo milagroso de Moisés Muñoz que también derivó en penales para que las Águilas levantaran su título número 11 y los cementeros sufrieran su derrota más dolorosa.

La Final del Bicentenario 2010 también se llenó de dramatismo en el Nemesio Díez en unos penales entre Toluca y Santos. Los Diablos estaban en la lona, el rival tuvo ¡cuatro oportunidades! para levantar el título pero hubo milagro escarlata.

A Santos le bastaba marcar uno de los dos disparos que le quedaban o que Toluca fallara uno de los dos restantes. Pero los laguneros erraron su par y los Diablos acertaron el suyo, para que finalmente en muerte súbita Fernando Arce fallara el definitivo y frustrara lo que iba a ser el primer título de Rubén Omar Romano.

Pumas también fue protagonista del drama del Apertura 2007, cuando Atlante fue campeón a 5 minutos de mandar todo a tiempo extra con un golazo de Clemente Ovalle, luego de que Pumas había empatado poco antes.

Al menos los auriazules habían salido victoriosos de un drama similar, ya que le ganaron a Chivas la Final del Apertura 2004 también en penales, un serie muy dramática porque el Rebaño tuvo el gol del título en el tiempo extra gracias a un tiro de Palencia que Sergio Bernal atajó a puro reflejo.

En los penales, todos anotaron menos Rafael Medina quien la voló y así Pumas levantó el título luego de 13 años sin ganar la Liga.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×