Paco Jémez, el DT azul que se pondrá ‘flamenco’

Entre futbol y flamenco, el entrenador de la Máquina ha forjado su carácter y su manera de trabajar.
 A sus 46 años está convencido que lo suyo debió ser el futbol. (Foto: Imago7)
  • El timonel prefirió el futbol ya que no se vio con el don para cantar como su padre
Ciudad de México -
Paco Jémez lleva el flamenco en la sangre

Tocar la guitarra es uno de los métodos favoritos de Paco Jémez para relajarse.

Y es que por las venas del director técnico de Cruz Azul no solo corre futbol, sino también el flamenco, algo que ha rodeado su vida desde niño y gracias a su padre, Lucas de Écija, un reconocido cantautor que le inculcó el gusto por este estilo musical y de vida, tradicional de Andalucía.

“En mi casa he escuchado flamenco desde que tengo uso de razón, siempre ha estado muy relacionado, la mayoría de las familias y amigos que hemos tenido estaban relacionadas con el futbol o con el flamenco. Ahora tengo amigos relacionados con la canción. Es algo de lo cual me enorgullezco”, dijo en entrevista para Mediotiempo.

A sus 46 años está convencido que lo suyo debió ser el futbol. Nunca vio el flamenco como una profesión o un estilo de vida, pues reconoció que no tiene el talento para cantar como sí lo tiene su papá, originario de Sevilla, la cuna gitana.

“Dios no me dio el talento para cantar que tiene mi padre, me dio otras cualidades para hacer otras cosas, indudablemente para cantar es algo que se mejora con el paso del tiempo, pero tienes que tener cualidades natas que no tengo”, explicó.

“No tenía tan claro qué quería ser, pero si tenía muy claro lo que no iba a ser y lo que nunca hubiera sido es cantante”.
Incluso, apuntó que el futbol lo empezó a practicar no tanto por gusto como porque en el barrio donde creció solo había balones para patear.

“Lo empecé como un hobby, creo que en aquella época lo único que había eran balones en mi barrio y por tanto lo único era dedicarme al futbol. Poquito a poco me fui dando cuenta que la cosa iba creciendo, que iba teniendo aptitudes y que al final lo que empezó como un juego acabó como profesión, como una forma de vida y que me ha dado todo lo que tengo”, añadió Jémez.

Así, entre futbol y flamenco, el entrenador de la Máquina ha forjado su carácter y su manera de trabajar, misma que él piensa, se fijó la directiva de Cruz Azul para contratarlo y buscar poner fin, primero a una racha de cinco torneos sin calificar y luego para lograr el tan ansiado título de Liga.

“Soy una persona que provengo de una familia muy humilde, que posiblemente no ha tenido una educación universitaria o académica, pero que me ha enseñado muchísimas cosas”, mencionó.

“Por la profesión de mi padre, que ha sido cantador de flamenco, y ha tenido que pasar demasiadas horas fuera de casa, pues esa vida te enseña muchísimas cosas”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×