Clausura 2017

Se acabó el año y a muchos les urge que comience el 2017.
Ciudad de México -

Se va el 2016 y con él este 7-0 contra Chile en la Copa América, que aunque a muchos ya se les olvidó, a otros como a mí no se me ha olvidado y menos a Juan Carlos Osorio que de seguro se ha de despertar por la noches con esas pesadillas que alguna vez fueron realidad. Otro de los que quiere que ya se acabe el año es Javier Hernández que lleva más de 15 partidos sin anotar gol, una de las peores rachas del futbolista mexicano, que presumía un inicio arrasador en la Bundesliga para apagarse después de la lesión en la mano que lo dejó fuera de una convocatoria de la Selección Mexicana.

Una vez más quedó claro que el mejor jugador de la Liga MX se llama André Pier Gignac, tan solo le bastó tocar el balón tres veces para anotar un golazo en la final de ida contra el América con el sello de la casa, siendo, como desde que llegó, fundamental y decisivo para su equipo. Bien decía un conocido que sabe de futbol, si traes un jugador de trescientos mil dólares te va a dar a ganar los mismos trescientos mil, si traes un jugador de cuatro millones de dólares te va a dar de ganar cuatro millones y Gignac ya le dio dos títulos a Tigres, con lo que ya le pueden andar poniendo una estatua afuera del Universitario o en la entrada de CEMEX junto a la de Ricardo Ferreti.

Entrando a lo que se nos viene, Cruz Azul por trigésimo noveno torneo parte como favorito al título por cómo se están armando y por lo que están por traer, para mí lo de Jémez es una incógnita, pero por lo que he leído e investigado es un tipo preparado y trabaja bien, pero estoy en lo cierto que en Cruz Azul la exigencia para ser campeón es torneo a torneo y conforme pasa el tiempo se acrecienta más esa situación. Otro que también está obligado a salir campeón es Monterrey y la presión no solo es por el plantel que tienen, sino porque el vecino rival, o sea los Tigres, son campeones y han dado golpes mediáticos mismos que en Rayados no los han tenido, por lo que Mohamed y sus jugadores tienen un compromiso extra.

En otros frentes están los Pumas, que el torneo pasado dependieron mucho de lo que hizo Pikolín, que le dio a Palencia por lo menos siete puntos para caminar tranquilo rumbo a la Liguilla, después en la serie final ya todos sabemos lo que les pasó. De empezar mal este torneo, dudo que Francisco Palencia termine el torneo con los universitarios y a otro que se le puede complicar es Matías Almeyda que ya la exigencia es final o salir campeón ya que la afición Chiva ya no puede esperar, así que se le acabó el discurso al argentino; campeón o campeón.

Newsletter
No te pierdas