La Copa del Rey agudiza la crisis del Valencia y el Osasuna

Ninguno de los dos equipos puede levantar la cabeza ni en liga y en Copa del Rey les fue peor.
Daniel Parejo lamenta la derrota del conjunto valenciano. (Foto: Getty Images)
 Daniel Parejo lamenta la derrota del conjunto valenciano. (Foto: Getty Images)
  • El entrenador del Valencia tuvo que sortear las bajas de su equipo
Ciudad de México (Reuters) -

El inicio de los octavos de final de la Copa del Rey agudizó la crisis del Valencia y de Osasuna, que fueron derrotados 1-4 por el Celta y 0-3 por el Eibar, respectivamente.

Salvador González "Voro" tenía una difícil papeleta en su primer partido al frente del Valencia tras la salida del club del técnico italiano Cesare Prandelli. En una entidad envuelta en una crisis de resultados, con el lío aún reciente del vídeo de Dani Parejo, y con una plaga de bajas, el técnico "ché" tuvo que afrontar el choque ante el Celta, uno de los equipos más complicados de Primera División.

Sin los centrales Eliquiam Mangala, Ezequiel Garay, Aderllan Santos y Aymen Abdennour y sin José Luis Gayá, Luis Almeida "Nani" y Fede Cartabia, Voro tuvo que confeccionar una alineación de circunstancias en una noche en la que cerca de 500 aficionados de la CurvaNord se manifestaron en los alrededores de Mestalla para pedir la dimisión de Peter Lim.

Con ese guión previo al duelo, el conjunto gallego sólo tuvo que leerlo para hacer daño casi sin despeinarse. La película de terror estaba escrita y sólo tenía que ser rodada. Y, pronto, llegaron las escenas más críticas para el público que acudió a Mestalla.

Eduardo Berizzo, que casi no reservó a nadie, vio desde el banquillo del Celta como Iago Aspas, en el tercer minuto, inauguró el marcador desde el punto de penalti. Despuñes, hasta el 19, se sucedieron los tantos de Theo Bongonda y Daniel Wass para dejar el marcador en un 0-3 al descanso que irritó al público valencianista.

Tras el descanso, el Valencia mejoró, recortó distancias por medio de Parejo, también de penalti, pero John Guidetti se encargó de redondear el resultado con el que agudizó la crisis de su rival, prácticamente eliminado de la Copa del Rey salvo milagro.

Igual de mal van las cosas para Osasuna. El equipo de Joaquín Caparrós tampoco levanta cabeza en la Copa y sigue la misma cadencia que en la Liga, competición en la que es colista de Primera División. Antes del inicio del partido ante el Eibar, sus números asustaban: una victoria en los últimos diez encuentros oficiales.

Después, con el 0-3 final, sus malas estadísticas se engordaron para desesperación del público de El Sadar, que fue testigo de la contundente victoria del Eibar. Los hombres de José Luis Mendilibar no tuvieron piedad y con los goles de Nano, Bebé y Adrián González, sellaron billete y medio para los cuartos de final.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×