¡Por fin!

La idea de Rafa Márquez ilusiona al gremio futbolístico que podría dar un paso a la evolución y estar más cerca de las grandes potencias.
Ciudad de México -

De ser cierto lo que declaró en días pasados Rafael Márquez de que estaría dispuesto a encabezar la Asociación de Jugadores, estaríamos frente a un acontecimiento sin precedente en el futbol mexicano, ya que como se ha comentado en reiteradas ocasiones en este espacio, la Comisión del Jugador al igual que la Comisión de Árbitros no tienen autonomía ya que depende de la Federación Mexicana de Futbol aunque lo nieguen, por lo cual solo cumplen con funciones administrativas aunque sus intenciones sean por demás buenas.

Junto a Márquez estaría Christian Giménez que hace no mucho perteneció a la Comisión del Jugador, además de ser un estandarte dentro del futbol local. Giménez siempre ha estado comprometido con lo que sucede fuera de la cancha, a diferencia de otros que solo les interesa cobrar. Todo esto toma más fuerza después de que los Jaguares de Chiapas al igual que el Atlante y otros equipos, se han atrasado en los pagos bajo el soslayo de la Federación Mexicana de Futbol, pasando por alto el reglamento y no solo por la falta de pagos sino por la forma en la que es tratado el jugador, que a mi consideración es el activo mas importante de esta industria, que sin jugarle al abogado del diablo, es el primero que permite que se le trate así.

Todo esto suena maravilloso, pero ojalá no quede en verborrea y Rafa lleve la voz de los jugadores, secundado no solo por Chaco o Alanís sino por todos, sin temor a los dueños o a federativos, que sigan el método de las Asociaciones de Jugadores de la NFL, MLB o NBA o la multicitada asociación de Jugadores Españoles, que han logrado darse a respetar y ser tratados como lo que son. Márquez Álvarez no tiene compromiso con nadie y hoy que su carrera está por terminar sería idóneo que el encabezara esta asociación que no solo reuniera a los jugadores de primera, también a los de ascenso, segunda, tercera, con planes y seguros para el desempleo y retiro, con proyecciones para cuando estos decidan dejar el futbol y puedan tener una mejor preparación para lo que viene, porque a muchos se les acaba la vida cuando dejan el profesional, ahí es cuando empiezan su verdadero partido de futbol, imagínense sometidos a una disciplina desde los 13 años y a los 34 se termina tu carrera para después ya no tener nada que hacer.

En consecuencia de lo anterior, es momento de que los jugadores se unan si o si, es la oportunidad idónea para hacer valer su voz y lograr ser respetados.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas