Óscar Jiménez, de 'cazafotos' del América a portero de sus sueños

El nacido en Chihuahua recordó que América siempre fue el equipo de sus amores.
 Destacó el aprendizaje que La Volpe le dejó en su pasó por Jaguares de Chiapas. (Mexsport)
  • Se dijo contento por la forma que le llega el reto de cuidar la portería del América y también de competir con Marchesín
Ciudad de México -
Óscar Jiménez, con infancia americanista


América siempre ha estado en su mente y hoy más que nunca. Refuerzo para el Clausura 2017, Óscar Jiménez reveló los sentimientos y recuerdos que pasaron por su cabeza al momento de firmar como refuerzo de las Águilas y pisar por primera vez la cancha de Coapa.

El arquero será el suplente de Agustín Marchesín en un semestre donde seguramente tendrá actividad en la Copa MX y vivirá a la expectativa de mostrarse a la altura.

“De niño tenía playeras, banderas y en sí toda mi vida fui americanista. Cuando vas creciendo profesionalmente no hay tanto por una camiseta u otra, pero desde niño siempre quise llegar al América, ver el Azteca con toda esa gente y ya me siento emocionado.

“Era un sueño llegar a este equipo, todos esos días del 10 al 26 de diciembre que llegué a firmar se me pasaron muy rápido y ahora muy contento por la oportunidad”, expresó a Mediotiempo.

Tal es la ilusión que hoy le genera a Jiménez estar en América que su propia familia lo disfruta e incluso le recuerda aquellos días en los que buscaba a su ídolos, las Águilas de los 90, para tomarse fotos sin saber que la vida hoy lo pondría con la misma oportunidad.

“Es una ilusión tremenda para mi familia porque a veces se ve muy lejos, el sueño siempre lo tuve, me visualice algún día portar estos colores y cuando firmé mi contrato recordé una foto que me tomé con América en un aeropuerto con Zague, Luis García, Adrián Chávez y fui el único niño que se coló y ya desde ahí se podía ver que quería estar con América”, rememoró.

El guardameta se dijo contento por la forma que le llega el reto de cuidar la portería del América y también de competir con Marchesín, más allá del aprendizaje que le representa estar con Ricardo La Volpe, un viejo conocido.

“Era un reto que necesitaba, llega en un momento de madurez de mi parte, los tres años en Chiapas me ayudaron a tener experiencia, no podía escoger otro momento, las cosas pasan por algo, estoy contento por llegar a este equipo, el de la mejor afición.

“Tiene muchos años en el futbol (La Volpe) y mucho de lo que te dice en el entrenamiento te termina pasando en el partido. El tiempo que lo tuve en Chiapas le aprendí muchísimo, le gusta salir jugando y a mí me costaba, pero crecí mucho en ese año”, añadió.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×