Con autogol, la Máquina rescató sufrido empate

Los cementeros tuvieron un final sufrido, pero Nico Sánchez les otorgó el empate con tremendo oso en la portería rayada.
 Mena anotó su primer gol con los celestes en la Liga MX y fue por la vía del penal.  (Foto: MexSport)
  • Nicolás Castillo marcó en su propia portería ya en tiempo de compensación
  • Carlos Sánchez y Dorlan Pabón anotaron los goles de los Rayados
Ciudad de México -

Un empate sufrido, pero con sabor a victoria, fue lo que alcanzó a rescatar esta tarde la Máquina en la cancha del Estadio Azul.

Y es que fue en los minutos de compensación, cuando el equipo dirigido por Paco Jémez logró emparejar el marcador ante Monterrey, que ganaba el juego desde el minuto 39, con goles de Dorlan Pabón por la vía del penal y otro de Carlos Sánchez, quien después de marcar tuvo que salir de cambio por una lesión en la pierna derecha.

No fue un primer tiempo bueno para los locales, que llegaron poco y no mostraron la intensidad de partidos anteriores. Sin embargo las cosas se les facilitaron, cuando al minuto 57, Walter Ayoví se fue expulsado por una fuerte plancha sobre el delantero, Jorge Benítez; el árbitro no la pensó y le sacó la tarjeta roja directa.

Fue entonces cuando la Máquina se empezó a acercar. El Conejo fue derribado en el área y Ángel Mena hizo válida la pena máxima para ponerle presión a Monterrey, que después de los dos goles, ya no generó jugadas de peligro en la portería de Jesús Corona.

Ya corría el tercer minuto de los cinco que agregó el silbante, cuando en una buena triangulación entre el Chaco y el Cata Domínguez terminó en un centro que llegó a rematar el zaguero central, Julián Velázquez. La pelota fue ligeramente desviada por Hugo González, pegó en el travesaño y le rebotó en el pecho a Nicolás Castillo, quien no pudo reaccionar, mandado el esférico al fondo de su portería.

Cruz Azul ya había desperdiciado un par de llegadas, y aun así tuvo tiempo suficiente para tener una última, ya sobre el final. Mena desbordó por el lado derecho, tocó para el Cata y el originario de Chipas, volvió a mandar un centro raso frente al marco rival, que no encontró piernas hasta que se fue por la línea de meta.

Ya no hubo tiempo para más y Cruz Azul se tuvo que conformar con sumar un punto, punto que le deja buen sabor de boca, de cara al duelo de la próxima semana, cuando visiten a los Xolos de Tijuana.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×