Gallito se soñaba en las Chivas que decoraban su casa

El contención admira a Alberto Coyote, quien recorrió un camino similar al del Gallito antes de triunfar con Chivas
 El Gallito hizo realidad su sueño al jugar con el Rebaño de Guadalajara.  (Foto: Mediotiempo)
  • Su sueño inició en su natal Roque, Guanajuato, una población de apenas 4 mil habitantes, cerca de Celaya
Guadalajara, Jalisco -

Si algo hizo, fue picar piedra. Si por algo lo hacía, era por verse un día en las Chivas que admiraba, tanto que un cuadro del Rebaño de los 90 era parte de la decoración de su casa.

El Gallito Vázquez cumple en Chivas un sueño de la infancia

A sus 28 años, José Juan Vázquez se muestra pleno en el Guadalajara porque llegó ahí tras militar en varios clubes desde tercera división, luego de recorrer el bajío y el occidente del país esperando una oportunidad.

Al Gallito no le gusta dar entrevistas pero en Mediotiempo reconoció que nunca imaginó llegar a vestir la camiseta rojiblanca, misma que hoy siente con mayor orgullo, a unos días del clásico tapatío contra Atlas.

"Yo recuerdo a ese Chivas de Camilo Romero, de Gustavo Nápoles, de ese equipo que fue Campeón en el 97', incluso mi hermano tenía un cuadro de ellos en la casa", recordó.

Su sueño inició en su natal Roque, Guanajuato, una población de apenas 4 mil habitantes, cerca de Celaya. En esta última ciudad inició de manera más seria su carrera, con los Toros en Segunda División.

"Cada que voy ahí lo hago con mucho orgullo, con mucha emoción y a recargar pila con todos mis seres queridos", recordó.

"Fui un niño inquieto, pero la escuela fue fundamental, tuve una familia bastante grande, eso fue complicado para mis padres, pero siempre fui un niño alegre, siempre andaba para arriba y abajo y la pelota nunca la dejaba".

ALBERTO COYOTE, SU GRAN REFERENTE

Casualmente, el Gallito es comparado con un histórico del Rebaño: Alberto Coyote, quien también pasó por el Celaya, saltó al León para ser campeón, y luego reforzar a Chivas, tal como el camino de Vázquez.

"Para mí es un referente, una inspiración por el lugar de donde viene", señaló. "En media cancha me gustaba que iba para adelante, tocaba fácil y cada pelota la peleaba a muerte".

Pero una mayor casualidad fue la manera como lo conoció, ya que no fue en una cancha sino por ser vecino en León.

"Una vez llevé mi carro al servicio y resultó que vivía en el mismo fraccionamiento que yo. Se paró y se ofreció a llevarme al estadio, yo me quedé dudando si sería él o no", relató.

"Empezamos a platicar y fue algo muy raro, curioso y mira dónde me lo vine a encontrar, no fue en las canchas, la verdad que es un gran tipo".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×