Chivas hizo suyo el clásico tapatío y confirmó paternidad ante Atlas

Oscar Ustari hizo el 'oso' del encuentro para regalar el segundo tanto al Rebaño
El Rebaño se llevó la gloria en el Estadio Jalisco.
 El Rebaño se llevó la gloria en el Estadio Jalisco.  (Foto: MexSport)
  • Zaldívar, vía penal, y Orbelín Pineda fueron los anotadores del Rebaño; Barragán hizo el del descuento
Estadio Jalisco, ante un lleno -
Chivas hizo suyo el clásico tapatío

¡El orgullo se volvió sagrado y la pena fue rojinegra! Al Guadalajara le bastó hacer un primer tiempo intenso con gran futbol para vencer al Atlas 1-2. Los Zorros se vieron sorprendidos por 45 minutos, mismos donde a los del Rebaño todo les salió para dejar el Estadio Jalisco con tres puntos en la bolsa que le llenan el orgullo a sus aficionados, además de confirmar la paternidad sobre los de la Academia.

Chivas desde el primer minuto de juego supo jugar el clásico. Sus once gladiadores salieron a comerse a Atlas, que se vio sorprendido en actitud y tácticamente. Los Rojinegros no sabían cómo responder al "baile".

Al 29' José Madueña empujó en el área a Isaac Brizuela, el árbitro César Ramos no dudó en marcar el penalti. Ángel Zaldívar pidió el balón, con seguridad venció a Oscar Ustari, quien se aventó a su izquierda, estaba el 0-1 a favor del Guadalajara.

Los Rojinegros seguían siendo aplastados por Chivas y al 31' Jesús Sánchez estrelló una pelota al poste.

Hasta su hombre de más experiencia, el arquero Ustari estaba desconectado. En una salida le regaló el balón a Zaldívar, quien no pudo liquidar, pero Orbelín Pineda estaba listo para la cita y al 39' empujó la pelota a las redes para el 0-2.

Atlas fue barrido en el primer tiempo, Chivas se fue al descanso con una ventaja merecida por su accionar en el campo.

Para la parte complementaria, Guadalajara le cedió a su rival parte del terreno de juego. Vinieron cambios por parte de los Zorros tratando de reaccionar.

Conforme pasaron los minutos, el juego fue perdiendo intensidad y fue hasta el 84' cuando los rojinegros dieron señales de vida. Martín Barragán acortaba distancias de cabeza; 1-2.

Sin embargo, la reacción fue tardía y Chivas con un primer tiempo de nota, ganó el clásico dando un golpe de autoridad en la casa de su vecino. La fiesta fue rojiblanca y Matías Almeyda le ganó la partida al Profe Cruz, que la noche de este sábado se fue reprobado con todo y sus pupilos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×