Apertura en Chivas es hermetismo en América

La tranquilidad que tuvo Higuera la debería de tener Peláez. Entender que nada es personal y que es el directivo más exitoso en los últimos años dentro del futbol mexicano
Ciudad de México -

José Luis Higuera, CEO de Chivas y Omnilife, rompió el silencio. Después de mes y medio de anunciar que no hablaría con los medios de comunicación, decidió hacerlo con "Radio Marca Claro".

Sin meterse en muchos problemas y dando cachetada con guante blanco, Higuera tocó el tema de Ricardo Peláez y aseguró que cuando se lo encuentre, lo va a buscar para saludarlo. Eso sí, muy a su estilo mandó mensajes subliminales. Dijo que entiende que en América estén presionados y que por eso digan cosas de las que luego se puedan arrepentir, como sucedió el 25 de diciembre, cuando le dijo "pelagatos" de Vergara. Higuera no contestó, aguantó.

El clásico se va acercando y lo normal será que Chivas pase por encima del América. Es en Guadalajara y la realidad de los dos equipos es muy diferente. Desde lejos se ve que las cosas en Coapa no están bien. Todo se magnifica, cada derrota presiona demasiado. No dan declaraciones más que en rueda de prensa después de los partidos. Nadie habla en los entrenamientos y cuando lo hace Ricardo Peláez es con un tono desafiante hacia los medios. Claramente no están tranquilos.

La tranquilidad que tuvo Higuera la debería de tener Peláez. Entender que nada es personal y que es el directivo más exitoso en los últimos años dentro del futbol mexicano. Se que América tiene que ganar siempre, pero en lugar de dar y transmitir calma, ese hermetismo y delirio de persecución hace que todo se magnifique. No están sabiendo controlar la crisis y una derrota contra Chivas puede ser catastrófica.

América saldrá de este bache, porque los grandes siempre regresan, pero se tienen que dar cuenta que el enemigo está en casa y que ellos mismos están haciendo una tormenta en un vaso de agua. Vámonos, que la pasen bien.

No te pierdas