Clifford Aboagye, del hambre en África a la ilusión en Atlas

Aboagye, una de las promesas de los Zorros, fue Balón de Bronce en el Mundial Sub 20
Aboagye debutó en un club de nombre Inter Allies.
 Aboagye debutó en un club de nombre Inter Allies.  (Foto: Mexsport)
  • El ghanés fue Balón de Bronce en el Mundial Sub-20 del 2013
  • Espera algún día apoyar a los niños de su ciudad natal
Guadalajara, Jalisco -

Recién cumplió 22 años y ya vivió de todo. De pasar hambre en su natal Ghana a ganar el Balón de Bronce en el Mundial Sub-20 siguiendo a Paul Pogba hasta su aterrizaje en Guadalajara, donde su ilusión es el Atlas.

Clifford padeció el hambre


Clifford Aboagye es una de las promesas más sólidas de los Zorros y por casualidades del destino llegó a México, no sin extrañar sus orígenes, por duros que fueran.

“Si no tienes a alguien que te apoye para jugar al futbol y para comer, sí es muy difícil", aseguró a Mediotiempo.

- ¿Padeciste hambre en tu país? -"Sí, en África hay muchos problemas así”, respondió.

Clifford nació en Acra, la capital y mayor ciudad de Ghana, donde fue superando obstáculos hasta firmar su primer contrato como profesional, pero sin lograr que la felicidad fuera completa por la muerte de su madre, quien siempre lo apoyó.

"Extraño mucho a mi familia porque en África se acostumbra que vivamos todos juntos, en familia. Han pasado noches, falleció mi madre hace tres años cuando estaba en España, la echo mucho de menos”, relató con la mirada humedecida.

“Fue alguien muy importante en mi vida, le gustaba el futbol, y ella era la que me apoyaba. Justo cuando firmé mi contrato, en el 2013, cuando fui a España, falleció, a veces me pongo a pensar en ello".

Aboagye debutó en un club de nombre Inter Allies y así llegó a la Primera División de su país. Gracias a eso jugó el Mundial Sub-20 de Turquía 2013, donde fue Bota de Bronce, el tercer jugador más destacado, después del francés Paul Pogba y el uruguayo Nicolás López. Por lo mismo lo fichó el Udinese, quien lo cedió al Granada, club del que llegó al Atlas.

"Desde que pude firmar mi primer contrato me siento muy feliz, porque puedo ayudar a mis amigos, a mi familia; es una buena oportunidad. Después de haber jugado el Mundial pude ir a Europa y jugar como profesional", añadió.

"Me gustaría hacer una fundación para ayudar a los niños. Igual, en el equipo que yo jugaba cuando era pequeño, siempre cuando voy al Mundial o Copa de África, cuando gano un poco de dinero, compro cosas para ellos, como camisas para jugar, cosas para el futbol, porque yo vengo de ahí".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
ç
×