La turbulenta llegada de Cecilio al América

La relación que ha tenido con algunas personas dentro del club ya comienza a ser un poco tenso, según fuentes al interior de la institución
Ciudad de México -

El arribo de Cecilio Domínguez a Coapa ha sido turbulento. Desde motivos que van desde la negociación que duró más de un mes hasta el trato que ha tenido con algunos personajes al interior del club y también con la prensa, la estadía del delantero paraguayo no ha sido del todo cómoda en América.

La relación que ha tenido con algunas personas dentro del club ya comienza a ser un poco tenso, según fuentes al interior de la institución azulcrema, que califican al buen Cecilio como "complicado”. Aunque apenas lleva unas semanas en nuestro país, digamos que no es muy amigable y que el "ángel" con el que llegó no es tan simpático con la gente.

Habrá que ver cómo regresa después de algunos días fuera de las canchas por la lesión que sufrió en el hombro después del partido de Copa MX ante Coras Tepic.

BILLY APRIETA EN CRUZ AZUL

Los ocho partidos que cumplió la Máquina sin poder ganar, tanto en Liga como en Copa, ya generaron una reacción dentro de la directiva celeste, que no solo se ha encerrado a piedra y lodo para evitar el contacto con los medios de comunicación.

Este jueves, el presidente del club, Guillermo Álvarez, visitó al plantel cementero, en el entrenamiento que tuvieron previo al duelo de este sábado ante Atlas, un encuentro que pinta como crucial para que Paco Jémez pase de estar en modo “tenso” a francamente tambaleante.

Esta es la segunda ocasión que Billy visita la Noria en las últimas dos semanas, y es que aunque la directiva se dice tranquila con el funcionamiento del equipo, y se respira un buen ánimo en el plantel, los buenos resultados no llegan y la presión podría incrementar la siguiente semana, ya que visitan al América en el Estadio Azteca.

DOS HECTÁREAS, LA DIFERENCIA PARA EL NUEVO ESTADIO AZUL

Sin dejar el tema cementero, es verdad que en la directiva aún no cuentan con un proyecto palomeado porque aún están en análisis sobre la viabilidad de los terrenos. Lo cierto es que una de las diferencias está en lo que ofrece el gobierno capitalino y lo que quiere Cruz Azul.

El primero ofrece siete hectáreas en la Ciudad Deportiva pero la cementera busca que sean 9, aún cuando en el Estadio Azul el terreno no supera las 3.

No te pierdas