Miloc, entre broncas y polémicas

El extécnico de Tigres fue no solo exitoso, también estuvo envuelto en otros episodios inolvidables.
Miloc siempre fue polémico, no solo en declaraciones, también en sus acciones con garra.
 Miloc siempre fue polémico, no solo en declaraciones, también en sus acciones con garra.  (Foto: Mexsport)
  • El último adiós a Miloc se le dio este domingo 26 de febrero
Monterrey, Nuevo León -

Carlos Miloc, el legendario técnico de Tigres, no solo es recordado por ser un timonel exitoso, sino también por su temperamento; un estratega de garra, que se entregaba por defender sus colores, al grado de verse involucrado en broncas, polémicas y hasta a recurrir a viejas artimañas para ganar un título.

Y es que en la Final de Liga de la Temporada 1981-82 entre Atlante y Tigres, un gol de Cabinho al 84' dio el empate global 2-2 a los Potros, los felinos estaban con un hombre menos, por lo que el rival tenía todo para ser campeón; fue así que Miloc decidió invadir la cancha con el pretexto de que los locales tenían a demasiados recogebalones en el césped.

La realidad es que el Tanque solo buscaba enfriar el partido para que su equipo lograra acomodarse sobre el terreno de juego. A la postre los felinos se llevaron el título en penaltis. "Voy a ser sincero, cuando Cabinho nos empata, me acuerdo que yo interrumpí el partido como seis minutos, porque pensé que el Atlante con la euforia y nosotros con 10 hombres, ellos iban a ser los campeones. Entonces, supuestamente discutí con gente que el Atlante había regado con chalecos, eran muchos muchachos para alcanzar la pelota (recoge balones); a mí me vino muy bien, porque quería parar el partido, porque el Atlante estaba crecido (risas)".

"Cuando el abanderado llegó al medio campo lo agarré del brazo y le dije ‘llama al árbitro, llama al árbitro’ y me decía ‘no Don Carlos, no puedo, sálgase de aquí’; entonces entraron esos muchachos y me dieron la chance (de enfriar al Atlante), me insultaron, los insulté, agarré a uno del chaleco y era lo que yo quería, tuve parado el partido como seis minutos. Me sacaron de la banca junto a Pilar Reyes. Cuando ya decidimos salir de la cancha, hablé con Batocletti y le dije 'Bato no pierdan la onda, haber si por lo menos aguantamos el marcador y a lo mejor hasta a los penales vamos'", confesó alguna vez Miloc a Mediotiempo.


En el Clásico Regio 31, Paco Sánchez, entonces jugador de Tigres, fue expulsado junto con el Abuelo Cruz por un incidente dentro del campo; el elemento felino lo siguió insultando de camino a los vestidores y todo Rayados abandonó el terreno para ir a defender a su compañero.

Ya con el equipo en el vestidor, Miloc flanqueó a Paco Sánchez y delante de una cámara de televisión el técnico en lugar de acusar al Abuelo por las agresiones, lanzó la porra “chiquiti bum a la bim bom va, a la bio a la vao a la bim bom va, Tigres, Tigres, ra, ra, ra”, y así calmar los ánimos de sus jugadores.



Una de las polémicas de Miloc más recordadas fue en el partido de vuelta de la Copa Interamericana de 1990-91, cuando dirigía al América; se midió al Olimpia de Paraguay.

En ese entonces, el jugador paraguayo, Julio César Romero, realizó al minuto 50 una fuerte entrada a Edú, quien se dolió por el golpe, pero Miloc no creyó en el brasileño, ya tenía el antecedente de que este elemento simplemente no quería rendir en la cancha, por lo que enfurecido invadió el terreno de juego para encarar a su propio futbolista.

Tras la acción, el Tanque fue retirado por el silbante; sin embargo, la situación no paró, puesto que Edú encaró a Miloc desde la distancia y el timonel uruguayo de nuevo se fue contra él, pero antes de llegar al brasileño se topó al paraguayo Fermín Balbuena, a quien le lanzó un golpe, puesto que previamente también habían intercambiado palabras.

El golpe a Balbuena desató una gresca que incluyó golpes al rostro de Miloc, quien fue derribado por el paraguayo Rogelio Delgado. El árbitro del encuentro, Ronald Gutiérrez, expulsó a Delgado (Olimpia), así como a Cecilio De Los Santos y Carlos Miloc (América). El Tanque se vio obligado a renunciar a su puesto en el América, además de que FIFA lo suspendió por un año.


Durante un programa de televisión local en Monterrey, el Pato Zambrano comenzó a criticar a Tigres, quien en ese entonces era dirigido por Daniel Guzmán en 2010.

Pato subrayó que Tigres debería rejuvenecerse y mandar a "chiflar a su mauser" a Carlos Miloc y de pronto, el legendario timonel felino apareció en el estudio para encarar a Zambrano.

"Pinche padrote de viejas, vas y chingas a tu madre, en el terreno que quieras, padrote, hijo de puta", dijo Miloc al Pato Zambrano.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×