Rayados quiere beber de la Copa 26 años después

Monterrey consiguió su primera y única Copa bajo la tutela de Miguel Mejía Barón en el banquillo.
Rayados terminó la fase de grupos de la Copa C2017 en primer lugar general. (Foto: Mexsport)
 Rayados terminó la fase de grupos de la Copa C2017 en primer lugar general. (Foto: Mexsport)
  • En 1991 el Monterrey ganó su primera y única Copa al vencer 4-2 a Cobras de Ciudad Juárez
Monterrey, Nuevo León -

Rayados inicia este martes su camino en la fase eliminatoria en búsqueda de conquistar la Copa MX al recibir a Mineros de Zacatecas en los octavos de final en punto de las 21:00 horas en el Gigante de Acero.

Luego de tres fracasos anteriores de la mano de Antonio Mohamed, en esta ocasión los albiazules finalizaron la fase de grupos en el primer lugar general y aseguraron recibir en casa todos sus partidos en la siguiente ronda.

Hace 26 años que el Monterrey no logra beber de la Copa, un torneo que parece negárseles desde 1991, cuando lo lograron conquistar por primera y única vez en su historia bajo la tutela de Miguel Mejía Barón en el banquillo, que recién había llegado al equipo de la Sultana del Norte.

Rayados sufría una reestructuración también con el arribo de Jorge Lankenau a la presidencia y del control de Grupo Abaco, que trató de convertir a la Pandilla en un equipo protagonista en el futbol mexicano y al poco tiempo comenzó a lograr su objetivo con la obtención del título de Copa.

El 8 de septiembre de 1991 los albiazules recibieron a las Cobras de Ciudad Juárez en el Estadio Tecnológico para el duelo decisivo, con el impulso de 34 mil aficionados que hicieron lucir pletórica la casa rayada, con la tribuna colmada de banderas, con porras y el ensordecedor grito de “Monterrey, Monterrey, Monterrey”.

A pesar de que las Cobras se fueron adelante con una anotación del hondureño Eduardo Bennet, esto hizo que incrementaran los gritos de apoyo a Rayados por parte de una afición ávida de festejar su primer campeonato de Copa, y con dos notaciones de Ricardo Martelotto y otro par de Guillermo Martínez, los regios le dieron vuelta al marcador 4-1 y Víctor Cossío puso el definitivo 4-2.

Monterrey y su afición festejaron en grande su primera Copa. El equipo dio la vuelta olímpica y el resto de la afición se lanzó a la Macroplaza, sitio que apenas cinco años antes habían estrenado con su primer festejo de Liga y ahora comenzaba a hacerse de tradición para los albiazules y Mejía Barón añadía una nueva conquista a su currículum, a tan solo 67 días de haber tomado el mando del club albiazul.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×