Si un rival puede marcarnos cuatro, nosotros le podemos meter seis: Luis Enrique

El preparador asturiano indicó que su equipo llega a la cita más importante de la temporada "bien de ánimo y con el rendimiento mejorado".
 Luis Enrique dijo que le importa "un rábano" pasar a la historia si logra remontar. (Foto: Getty Images)
  • Luis Enrique no dijo si utilizará el 3-4-3 que tan buenos resultados le ha dado en los últimos partidos.
Barcelona, España (Reuters) -

El entrenador del Barcelona, Luis Enrique Martínez, se mostró optimista respecto a las opciones de remontar el miércoles la eliminatoria contra el PSG porque "si un equipo puede marcarnos cuatro, nosotros podemos meterle seis", en referencia al 4-0 que recibió en octavos de la Champions League.

"Estamos solo a mitad de eliminatoria y, si un rival puede marcarnos cuatro goles, nosotros le podemos meter seis, pero eso no significa que vayamos a volvernos locos mañana", declaró Luis Enrique en la rueda de prensa previa al encuentro.

El técnico del conjunto azulgrana explicó que "en 95 minutos pueden pasar infinidad de cosas" y que lo que intentarán sus hombres es "provocar que las que sucedan sean todas favorables".

"Nos centramos en qué cosas hemos de hacer para obtener el resultado, no en el resultado. Así es más fácil llegar al resultado", filosofó Luis Enrique antes de cambiar de tercio y utilizar varios tópicos como "hasta el rabo todo es toro" o "mientras hay vida hay esperanza" para ilustrar que es posible lograr la hazaña.

El preparador asturiano indicó que su equipo llega a la cita más importante de la temporada "bien de ánimo y con el rendimiento mejorado" respecto a la ida, e insistió en que, en algún momento del partido, tendrán en su mano el pase a la siguiente ronda: "Estoy convencido de que mañana, en algún momento, vamos a estar cerca de la eliminatoria".

Cuestionado sobre el hecho de que ningún equipo ha sido capaz de remontar un 4-0 en competición europea, Luis Enrique dijo que le importa "un rábano" pasar a la historia por ser el primero en hacerlo.

"Lo que me importa es ganar la eliminatoria", aseguró el asturiano. También señaló que si no se logra el pase seguirá "manteniendo la fe" en su equipo.

Por otra parte, el entrenador del Barcelona no quiso desvelar, como es lógico, si utilizará el 3-4-3 que tan buenos resultados le ha dado en los últimos partidos.

"No le voy a dar ni la mínima pista al rival. No lo suelo hacer nunca, imagínate mañana", contestó.

También discrepó de las palabras que minutos antes había dicho Luis Suárez sobre que el público que acuda el miércoles al Camp Nou debe tener paciencia y no ponerse nervioso si los goles tardan en llegar.

"Calma a la afición, para nada. Ni mucho menos. El Camp Nou debe ser una olla a presión veinte minutos antes de que empiece el partido. Necesitamos un Camp Nou a reventar, hiperalertado e hiperexcitado, y nosotros a hacer nuestro trabajo, con cabeza y sabiendo lo que nos hace falta", apuntó.

Utilizó un tono más divertido cuando le preguntaron si habían ensayado la tanda de penaltis en los entrenamientos o había hablado con el portero Marc-André ter Stegen sobre ello.

"Con Marc no he hablado, porque si hay penaltis solo tiene que pararlos, así que no es muy difícil lo que tendría que decirle, y ensayar penaltis es tan irreal... no los hemos ensayado nunca. Y los jugadores que pueden tirar los penaltis ya saben quiénes son", dijo el técnico culé.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×