La ‘cómica’ Comisión Disciplinaria

Necesitamos una Comisión Disciplinaria ajena a los clubes y dueños.
Ciudad de México -

Esto va cada vez peor. La Comisión Disciplinaria necesita independencia y carácter, el reglamento tiene lagunas y poco criterio. Al día de hoy, dos futbolistas están suspendidos temporalmente, sin conocer una resolución final.

Es fácil. En México nunca vamos a poder tener una Comisión Disciplinaria que ejerza con justicia, mientras no tenga autonomía. Si la Comisión depende de los equipos es muy difícil que se castigue como se merece; siempre habrá intereses que cuidar.

Si Rubens Sambueza o Andrés Andrade merecen alguna sanción por las acciones del fin de semana en donde lesionaron a Isaac Brizuela y a Renato Ibarra, eso es debatible, pero es increíble que estemos cada vez más cerca de la próxima jornada y todavía no sepamos la resolución.¿Es tan difícil? Cuando hay presiones de todos los equipos, evidentemente se necesita más tiempo para decidir.

La sanción al Estadio de Veracruz fue de pena para todos. México quedó como un país donde la impunidad es bandera. Pero seamos claros. Si la Comisión le reporta a los dueños ¿Cómo los va a castigar? Hoy, América y Chivas pesan. Ellos no tienen la culpa. Son equipos grandes e importantes y su palabra en la comisión siempre va a pesar más de lo normal.

Podemos seguir navegando con bandera de que ‘aquí no pasa nada’ y de que tenemos la Liga que nos merecemos. Pero no es así. Tenemos que buscar soluciones, cambios importantes, que el reglamento sea un apoyo y no un impedimento, pero sobre todo, que sea para todos y siempre. Vámonos, que la pasen bien.

@NicolasRomay

Newsletter
No te pierdas