El Granada de Memo Ochoa no pudo aguantar y de último minuto perdieron

Ochoa se lució con un par de atajadas, pero un error defensivo provocó la derrota en la fecha 27 de La Liga.
 El portero mexicano ha recibido 54 goles en lo que va del torneo español.  (Foto: Cortesía)
  • El cuadro de Memo Ochoa se quedó con 19 puntos
Estadio Los Cármenes, Granada, España (Reuters) -

Un gol de cabeza del francés Antoine Griezmann en el minuto 86 permitió al Atlético de Madrid vencer esta noche por 0-1 al Granada en el Estadio Nuevo Los Cármenes, un triunfo que le sirve para asegurar la cuarta plaza al final de esta jornada.

El Granada, por contra, no pudo reducir la diferencia de puntos con la zona de permanencia.

Los locales fueron mejores en una primera parte con pocas ocasiones de gol, mientras que en la segunda mitad sí que hubo opciones claras para marcar por parte de ambos conjuntos, especialmente de un Atlético que fue más ambicioso y que mejoró mucho tras el descanso.

El Granada mandó en el choque en la primera parte pese a un inicio titubeante que casi aprovecha el belga Yannick Ferreira-Carrasco con un cabezazo desde la frontal del área pequeña, en franca posición para marcar, que dirigió mal.

Los nazaríes se entonaron con el paso de los minutos ante un Atlético conservador, que sólo trató de llevar peligro a la contra y en las acciones a balón parado, y que antes del descanso no disparó entre los tres palos de la meta local.

Pese al dominio, al equipo dirigido por Lucas Alcaraz también le costó hacer trabajar al meta esloveno Jan Oblak, que sólo tuvo que intervenir ante un cabezazo del colombiano Adrián Ramos y en un contragolpe bien llevado por el brasileño Andreas Pereira que acabó cortando el cancerbero.

La última ocasión de gol del primer tiempo fue visitante, con un cabezazo de Griezmann que se marchó fuera por poco.

El relevo en el descanso del ghanés Thomas Partey por el argentino Ángel Correa permitió una versión más ofensiva de los madrileños en la segunda parte, con la primera parada del mexicano Guillermo Ochoa a un tiro lejano de Carrasco.

Respondieron los locales con una buena combinación de varios jugadores que acabó con un inocente disparo de Adrián Ramos a las manos de Oblack cuando estaba en clara posición para marcar.

El frenético inicio del segundo acto continuó con una clara ocasión de Griezmann, que quiso ajustar tanto su tiro que lo mandó fuera, y con otra del galo Jeremie Boga, que se entretuvo mucho y ni llegó a disparar ante Oblack tras una gran jugada de los locales.

El intercambio de golpes tampoco le agradó al entrenador argentino del Atlético, Diego Pablo Simeone, que a la hora de juego metió en el campo al uruguayo José María Giménez para jugar de medio centro.

Tras un intento de un Carrasco impetuoso pero falto de puntería, Koke Resurrección rozó el gol sorprendiendo en una llegada desde atrás, mas se topó con un seguro bajo palos Ochoa, que poco después también paró un lejano disparo de Correa.

Pese al mayor control visitante, el Granada no le perdió en ningún momento la cara al choque, aunque le costó mucho acercarse a la meta atlética, mas aún tras tener que retirarse con problemas físicos Adrián Ramos.

Ochoa salvó a su equipo en el minuto 79 con una buena parada ante un duro chut de Carrasco desde dentro del área, aunque no pudo hacer lo mismo poco después, cuando tras un saque de esquina botado en corto, Griezmann marcó el 0-1 de cabeza tras un perfecto centro de Koke.

El Granada se volcó en los minutos restantes en busca del empate con fe pero sin fuerza e, incluso, la última acción del choque deparó la expulsión por doble cartulina amarilla del medio ghanés Wakaso Mubarak.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×