Chicharito y Bayer pasaron de noche; el Atleti avanzó a cuartos

El Bayer Leverkusen no fue rival para el Atlético de Madrid, que se llevó la eliminatoria de octavos de final de la Champions con un global de 4-2 y sin despeinarse.
 Javier Hernández y el Bayer Leverkusen no pasaron del empate 0-0 en el Calderón.  (Foto: GettyImages)
  • Javier Hernández tuvo una clara en el partido, pero su disparo se fue abierto
  • Bernd Leno mantuvo en cero su puerta y evitó que el marcador global fuera más escandaloso
Estadio Vicente Calderón, Madrid -

Las remontadas están reservadas para los grandes, los equipos con peso histórico, algo que el Bayer Leverkusen no es. El cuadro alemán no estuvo a la altura del momento y se marchó de la Champions League sin dar mucha pelea a un Atlético de Madrid que fue superior, aunque al final de cuentas vivió del 4-2 cosechado en la ida.

Con un empate sin goles en el Vicente Calderón, los Colchoneros aseguraron el boleto a los cuartos de final de la Champions por cuarta temporada consecutiva, y estarán en el sorteo a celebrarse este viernes 17 de marzo en Nyon, Suiza.

La eliminatoria nunca peligró para la escuadra del Cholo Simeone, que pudo hacer más escandaloso el marcador global, pero Bernd Leno salió en plan grande y tapó todo lo que le mandaron los jugadores rojiblancos.

El Bayer se salvó de irse por lo menos 3-0 abajo al medio tiempo. Ángel Correa puso a temblar a los visitantes apenas al minuto 15. El argentino apareció desmarcado cerca del punto penal, pero su remate salió al cuerpo de Leno, quien agradeció la falla del ex de San Lorenzo.

Leno y Correa se vieron las caras de nuevo en la recta final de la primera mitad. Luego de una gran jugada colectiva armada desde el fondo por Juanfran y completada por un toque de primera de Antoine Griezmann, el sudamericano se plantó solo de frente al cancerbero, quien voló para sacar un riflazo que iba pegado al poste y que tenía pinta de gol cantado.

Poco después, Leno se lució con otra atajada mayúscula, esta vez ante un disparo cruzado y complicado de Koke que amenazaba con colarse junto a la base del palo.

El Leverkusen demostró lucha, pero su futbol careció de lucidez. Sus oportunidades se redujeron a dos disparos de Javier Hernández, de media vuelta, que se esfumaron desviados.

Los locales perdonaron dos de veces en los instantes iniciales de la segunda parte. Correa sembró a un par de rivales con regates dentro del área y luego disparó demasiado abierto, mientras que Griezmann quiso vacunar a Leno con una vaselina que abrió y se escapó por la línea de meta.

Al 68', llegó la oportunidad que el Leverkusen esperaba para meterse al partido, más Julian Brandt desaprovechó un error de la defensa y estrelló su disparo en Jan Oblak. En el rebote, Volland exigió al guardameta del Atleti, quien se lanzó para tapar el contrarremate con el rostro, y después Chicharito echó su disparo por un lado.

La sentencia ya estaba dictada y el silbatazo final del ruso Sergei Karasev solo confirmó el destino de Hernández y el Leverkusen, que por quinta vez en las últimas siete temporadas se despidió de la Champions en los octavos de final.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×