El Tri tuvo último entrenamiento en contrastante sede

Jugadores de alto valor económico en una cancha que no hace mucho era sede de partidos en el Ascenso MX.
La plática de los aztecas previo al comienzo de la práctica. (Foto: Juan Manuel Terán)
 La plática de los aztecas previo al comienzo de la práctica. (Foto: Juan Manuel Terán)
  • El combinado nacional optó por la intimidad para la última práctica
Cuernavaca, Morelos -
En contrastante sede El Tri tuvo último entrenamiento

La Selección Mexicana comenzó a despedirse de Cuernavaca con el último entrenamiento en tierras morelenses, práctica que contrastó entre lo que había dentro de la cancha y el entorno que exhibió el estadio Centenario.

Los millones de euros sobre el terreno de juego, el dispositivo para la playera de última generación que mide el rendimiento de cada jugador y hasta la calidad futbolística hicieron diferencia con las carencias que tiene el inmueble que alguna vez fue de Ascenso MX cuando Pumas Morelos disputaba ahí sus encuentros como local hace ya algunos ayeres.

La improvisada cancha tuvo que recurrir a una endeble manta para intentar cubrir la intimidad del Tricolor lo que fue el entrenamiento en el que Juan Carlos Osorio despejó las últimas dudas para el duelo de este viernes ante el líder del Hexagonal, Costa Rica.

La labor del coach, Imanol Ibarrondo, continúa con los jugadores del combinado nacional y está tarde fue el turno de Jürgen Damm y el suspendido Diego Reyes, quienes platicaron y hasta soltaron algunas sonrisas con el experto español.

Así se fue la última práctica del combinado nacional en territorio morelense, pues por la mañana del viernes el equipo viajará a la capital para aguardar en el CAR la hora de hacer el recorrido al Estadio Azteca.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×