En Liguilla podría variar el estilo de Chivas: Matías Almeyda

Matías confesó que usaría ciertos elementos para sortear la Liguilla, pero no renunciará a su fiel estilo con el Rebaño.
El entrenador rojiblanco descartó las supersticiones. (Foto: Imago7)
 El entrenador rojiblanco descartó las supersticiones. (Foto: Imago7)
  • El técnico de Chivas cataloga “la maldición del superlíder” como una superstición
Guadalajara, Jalisco -

Lo vivido en las últimas Liguillas al frente del Guadalajara ha dejado un aprendizaje en Matías Almeyda, pues una fase en donde avanzan ocho equipos para pelearse entre sí el título del torneo y que un equipo con menos méritos deportivos que otros, puede erigirse como campeón, si las circunstancias le favorecen; es de llamar la atención y de aprender para aprovechar las condiciones que la fase final del torneo mexicano presenta para los que anhelan la corona.

En Liguilla podría variar el estilo de Chivas: Almeyda

El estratega de Chivas admitió que podría mostrar ciertas variantes específicas a su estilo de juego estando en Liguilla, pero nunca sacrificar el planteamiento que le ha caracterizado para llegar hasta donde se encuentra actualmente: en el superliderato.

“No voy a descubrir nada nuevo, pero sí tomaría otro tipo de recaudos”, dijo este miércoles, para luego bromear: “por ahí, en el primer partido, depende en dónde me toque, lo haría totalmente defensivo y el segundo partido sería totalmente ofensivo”, sostuvo.

Ya después, en un tono más serio, sí reconoció que podría cambiar algo en el camino. Sin asegurarlo, admite que se debe estar “abierto para los cambios”, aunque no lo descartó del todo.

“Los protagonistas reales son los jugadores. Si yo entreno toda una temporada jugando de una manera, no creo que sea muy diferente una Liguilla a lo que pueda llegar a jugar. Podría variar algo, porque uno tiene que estar abierto para cambios, pero no algo radical, no lo creo. Hoy por hoy, creo que no, pero veré que sucede”, externó el técnico.

Finalmente, rechazó creer en la polémica estadística de “la maldición del superlíder”, algo que Almeyda considera más bien como una superstición, pese a estar sustentada por las matemáticas y que apunta al equipo que entra como primer lugar en la Liguilla salir eliminado.

“¿Qué se yo?, los respeto, yo creo en Dios y yo no puedo creer en supersticiones, pero depende de lo que crea cada uno en su vida y cómo vive y qué desea y está bien. No creo, ojalá hubiese sido líder desde que llegué a México, me hubieran puteado muchísimo menos”, dijo, para cerrar el tema.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×