Necaxa, de la luz del Apertura a la sombra del Clausura

La doble cara que ha presentado el cuadro de Sosa tras su ascenso al máximo circuito.
Necaxa está cerca de la salvación.
 Necaxa está cerca de la salvación.  (Foto: Cortesía)
  • El equipo de Aguascalientes está muy lejos de alcanzar los logros que consiguió el torneo pasado, con la misma base del plantel
Guadalajara, Jalisco -

El Necaxa atraviesa una crisis poco explicable. El último cuadro que ascendió a primera división tuvo un regreso de ensueño, con un Apertura 2016 de estupendos resultados, pero ahora vive un contrastante Clausura 2017, en el que se ubica en la penúltima posición de la clasificación general.

Dicha mezcla de alegrías y tristezas las ha vivido con la misma base de jugadores , manteniendo las mismas figuras en el cuadro titular, el mismo cuerpo técnico y el mismo estilo de juego que antes funcionó para llegar hasta la Liguilla y alcanzar las semifinales, y que ahora apenas alcanza para sortear el descenso.

Si bien a estas alturas del certamen, tras once partidos disputados, Necaxa no estaba tan lejos de la cosecha actual (el torneo anterior tenía 13 puntos, hoy suma 10), la realidad es que futbolísticamente sí está lejos de lo proyectado el certamen anterior.

En la campaña pasada, el cuadro hidrocálido terminó en la séptima posición, con 26 unidades. Hoy, es penúltimo lugar general y tiene diez puntos, apenas un punto más que León, el último de la tabla, por lo que jugadores como Bryan Beckeles aseguran que la responsabilidad es del plantel y no del DT Alfonso Sosa.

“El equipo no está tan mal como se dice, la permanencia la tenemos en nuestras manos, esto es futbol, sabemos que cuando vienen resultados complicados muchas personas buscan culpables, todos somos culpables y la única forma de salir adelante es darle solución juntos, nada personal ni uno solo”, aseguró.

Contrario a lo que se pensó al final del torneo pasado, que jugadores como Edson Puch, Claudio Riaño y Marcelo Barovero saldrían del club, estos siguieron e incluso Sosa se fortaleció con más foráneso.

En lo que concierne a la alineación titular que manejaba Necaxa, en comparación a lo que usa actualmente, no hay muchos cambios. Entre el once con el que Sosa jugó ante Toluca el domingo pasado, y el que utilizó ante el mismo rival el torneo anterior solamente hay dos modificaciones.

En su máxima figura, Edson Puch, sí se notan las diferencias. El certamen anterior jugó todos los partidos del torneo regular y solo en el debut ante Cruz Azul no fue titular. En el actual torneo ya se perdió de tres partidos. Seis meses atrás tenía cinco goles y ahora suma tres.

La bipolaridad del Necaxa en su regreso a la élite del futbol mexicano es evidente, y aunque en este torneo le alcanzará para quedarse en Primera, se antoja complicado que pueda repetir lo logrado en el torneo anterior.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×