Seidu Soumalia, cuando el futbol cura las heridas de las torturas

Seidu forma parte del equipo juvenil, en el que juegan los futbolistas entre los 17 y los 19 años, pero se entrena con continuidad con el primer equipo y sigue viviendo su sueño.
Soumalia llegó a su nueva vida tras una travesía en barco, pero pasó muchas violaciones a sus derechos humanos.
 Soumalia llegó a su nueva vida tras una travesía en barco, pero pasó muchas violaciones a sus derechos humanos.  (Foto: Especial)
  • Seidu logró llegar hasta el Trastevere Calcio gracias al trabajo de un párroco de la Comunidad de San Egidio
Roma (Reuters) -

El maliense Seidu Soumalia es un chico que llegó a Italia a bordo de un barco tras quedarse huérfano y ser prisionero del Estado Islámico (EI) durante seis meses, y que encontró en un club de futbol de Roma la manera de mirar hacia el futuro con una sonrisa.

"El futbol me hace olvidar un poco lo que he pasado", dijo Seidu Soumalia hoy en una entrevista con Efe, y lo hizo mostrando su deseo de seguir adelante, cultivando la pasión que tuvo desde su niñez y que le fue obstaculizada por la violencia del EI.

Seidu, de 19 años, es ahora un futbolista del Trastevere Calcio romano, que pelea este año para ascender a la tercera división del futbol italiano, aunque para llegar hasta allí el maliense tuvo que pasar por una juventud muy complicada.

"Trataba de embarcarme para Italia en Trípoli (Libia), pero me pararon y fui prisionero del EI, me quedé allí unos seis meses. Fue muy duro, te piden muchas cosas y si no las haces ellos te pegan, te pegan mucho", explicó.

Unas peticiones que no admiten respuesta negativa: "Quieren que leas el Corán. Si lo haces, bien, pero si no lo puedes hacer te pegan. Es una historia muy fea", aseguró.

En su dramática infancia, el chico vio cuando unos ladrones mataron a su padre para robarle los animales que poseía y empezó una serie de viajes para escaparse de ese mundo y buscar una nueva vida.

Para ello, hace un año y medio Seidu volvió a embarcarse en Trípoli y esa vez logró llegar, tras un largo viaje, a la isla italiana de Cerdeña.

Fue una experiencia muy dura, el grupo en el que se encontraba el salió dividido en tres barcos, pero solo dos de ellos llegaron a su destino mientras que el otro se hundió, provocando muchas víctimas.

Pero Seidu ya no quiere pensar en lo que sufrió en el pasado y prefiere centrarse en su sueño para el futuro: estar por fin sereno y seguir jugando al futbol.

Tras empezar a jugar en un equipo de la tercera división ghanesa, llamado Manchester City en honor al célebre club inglés, Seidu jugó en varios equipos menores de Cerdeña, antes de llegar al Trastevere Calcio, que pelea este año para subir a la tercera categoría.

Sueña con una carrera de delantero centro, aunque en su experiencia en el mundo del fútbol jugó sobre todo como centrocampista y sus ídolos son el francés Zinedine Zidane, actual técnico del Real Madrid, y el capitán del Roma, Francesco Totti.

"Son unos grandes campeones y unos ejemplos. De Zidane me gustaba su actitud en el campo, jugaba siempre con la cabeza alta", explicó.

A pesar de que sus ídolos sean Zidane y Totti, Seidu dijo que sus compañeros le apodan "Cuadrado", en honor al extremo colombiano del Juventus Turín, Juan Guillermo.

Seidu forma parte del equipo juvenil, en el que juegan los futbolistas entre los 17 y los 19 años, pero se entrena con continuidad con el primer equipo y sigue viviendo su sueño.

Sin embargo, no se olvidó de la pobreza que se sufre en África y mostró su deseo de que los grandes jugadores del fútbol mundial abran fundaciones para sostener los países más pobres del continente.

"Es importante que ayuden, mi equipo en África tenía a muchos chicos que querían jugar pero no tienen ayudas. Sin patrocinadores es imposible seguir. Sería importante que los grandes jugadores dieran una aportación", subrayó.

Tras su dramática juventud, Seidu logró encontrar gracias al futbol una manera para olvidarse, en la medida de lo posible, del dolor del pasado y para alimentar su sueño de emerger como un futbolista profesional.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×