¡Sorpresa! Cruz Azul ganó el partido menos esperado ante el líder Toluca

La Máquina tenía casi siete meses de no ganar como visitante
 La Máquina tuvo su Jueves Santo en el mismísimo Infierno.  (Foto: Imago7)
  • Este fue apenas su tercer triunfo en el torneo y se puso a cinco puntos de zona de Liguilla
  • El inmueble presentó un lleno con 26,530 aficionados
Estadio Nemesio Diez ante un lleno de 26,530 fans -

Contra el líder, con casi siete meses sin ganar fuera de casa y mermado por tantas lesiones, Cruz Azul ganó el partido menos esperado. Parecía desahuciado en el torneo pero un tozudo, trabado y poco espectacular 2-0 le valdrá para decir que no ha muerto.

El Toluca se vistió de gala. Su nuevo Nemesio Diez lució el primer lleno nocturno desde la reapertura pero con unos Diablos descafeinados, que fallaron un penal y regalaron el segundo gol, sin honrar la cima, si bien la mantienen a pesar de la derrota.

La última victoria celeste de visita había sido el 17 de septiembre del año pasado, en Chiapas. Además del pésimo antecedente, Paco Jémez, casi al borde del precipicio, enfrentó otras desgracias.

Fueron sorpresivas las ausencias de Martín Rodríguez y Adrián Aldrete, además de las ya sabidas de Joao Rojas y Martín Cauteruccio. Tan mermado fue el once que los únicos inicialistas de vocación ofensiva fueron el Conejo Benítez y Ángel Mena. Además, tan joven era la banca que el Chaco Giménez la "reforzó" porque de otra manera se quedaban sin revulsivos en caso de emergencia.

Por ello lo trabado del primer tiempo, cuando a pesar de todo Cruz Azul se vio más sólido y casi se fue adelante con un remate de Benítez al travesaño al 14'. Pero el visitante no fue el único que desperdició. Toluca tuvo un penal en el último minuto de la primera mitad por una dudosa falta sobre Pablo Barrientos que cobró Fernando Uribe para mandar fuera pegado al poste.

La Máquina había sido peligrosa solo a balón parado y así cayó el gol de Mena al 57’, cuando una serie de rebotes le dejaron el balón a merced para su zurdazo letal. Jesús Corona se puso luego la capa de héroe al desviar con las uñas un tiro de Barrientos al 74’, cuando ya estaba Sinha para intentar una resurrección escarlata.

Sin embargo, un error infantil de Alfredo Talavera consolidó la victoria azul, ya que al 79’, nuevamente a balón parado, el Gato Silva mandó un balón que parecía centro. El portero no solo pareció medir mal sino que el balón se le fue entre las manos para el 2-0.

Cruz Azul aún está lejos de celebrar algo. El triunfo apenas le alcanzó para brincar del lugar 16 al 14. Sin embargo, con 14 puntos está a cinco de zona de Liguilla. Su panorama aún luce complicado pero con 12 unidades por jugarse siguen vivos y entre tanto infortunio, eso no parece poca cosa.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×