Multitudinario recibimiento a Chivas en la CDMX

Casi mil personas recibieron al Rebaño, una parte lo hizo en el AICM y la otra en el hotel de concentración.
 Un gran número de personas se dieron cita en el hotel de concentración para seguir con la euforia rojiblanca.  (Foto: José Andrés Díaz)
  • Unos 300 aficionados recibieron al Rebaño en el Aeropuerto de la Ciudad de México
Ciudad de México -


Multitudinario recibimiento a Chivas en la CDMX

Las Chivas no pudieron tener mejor recibimiento en la Ciudad de México, previo al duelo de mañana ante Cruz Azul.

La Copa MX levantada apenas el pasado miércoles en su estadio, aunado a que podrían amarrar su boleto a la liguilla en caso de ganarle a la Máquina, volcó a cientos de aficionados a salir para recibirlos a su llegada al Aeropuerto de la Ciudad de México, además de organizarles una “serenata” al pie de su hotel de concentración ubicado cerca del World Trade Center.

Desde las 17:30 horas, unos 300 seguidores rojiblancos formaron un pasillo desde la salida de vuelos locales de la Terminal 1, hasta la puerta del autobús, pasillo resguardado por elementos de seguridad pública, y algunos integrantes de una de las barras del cuadro tapatío.

El primero en salir, y uno de los más vitoreados, fue el director técnico, Matías Almeyda, quien una vez dentro del camión alentó a la afición a seguir cantando para acompañar uno a uno a los jugadores del Rebaño Sagrado.

Todos salieron entre empujones y jalones de playera de los aficionados que desde las 16:00 horas comenzó a arribar al Aeropuerto, y que muchos de ellos todavía se dieron tiempo para trasladarse al hotel para continuar la fiesta.

Al mismo tiempo que en la Terminal 1 se organizaba el recibimiento, en el hotel de concentración, otros cientos de seguidores se coordinaban para el arribo del autobús rojiblanco.

Cerca de mil aficionados del Rebaño le cantaron a su equipo campeón, que una vez que llegó al lugar, los jugadores, encabezados por Alan Pulido, mostraron el trofeo de la Copa MX que ganaron ante Morelia, lo cual hizo "estallar" a la afición presente.

Fue tanta la gente que se dio cita, que la seguridad del hotel, en conjunto con granaderos de la Secretaria de Seguridad Pública, tuvo que colocar vallas para que los futbolistas y cuerpo técnico de las Chivas no tuvieran problemas para ingresar.

Una vez que el conjunto se instaló en el hotel, ell festejo se alargó por dos horas. Los seguidores no cesaron con los cánticos y las porras.

Por ello, jugadores como Alan Pulido y Rodolfo Cota volvieron a salir para estar con su afición. Incluso Alan ondeó una bandera, mientras Cota firmaba algunas playeras

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×