Cruz Azul le pegó a Chivas y necesita de un milagro para tener Liguilla

Con goles de Mena y Silva, el cuadro cementero logró la cuarta victoria del torneo
 La Máquina logró la victoria ante unas Chivas muy cansadas.  (Foto: Imago7)
  • El equipo de Paco Jémez se aprovechó de un Rebaño Sagrado con muchas bajas
Estadio Azul -

La cuarta victoria del torneo llegó tarde para un Cruz Azul que continúa en busca de un milagro.

Los tres puntos conseguidos esta tarde ante las Chivas endulzaron un poco la amargura que le provocó a la Máquina la derrota de la semana pasada ante Puebla, la cual los dejó con mínimas aspiraciones de poder entrar a la Liguilla y de cortar la racha de dos años y medio sin poder meterse a la fiesta grande.

Hoy, el equipo de Paco Jémez se aprovechó de un Rebaño Sagrado con muchas bajas, y que todavía tuvo que lidiar con la expulsión de Miguel Ponce en la primera mitad. Con eso, la Máquina se impuso 2-1 al conjunto rojiblanco, con goles de Ángel Mena, por la vía del penal, y uno más de Francisco Silva.

Los locales se adelantaron en el marcador, luego de que el árbitro central pitara una falta dentro del área de Rodolfo Cota sobre Jorge Benítez. Mena tomó la pelota y con un potente disparo de zurda, mandó a guardarla para poner el 1-0 al minuto 23.

Cuatro minutos después, la estrategia de Matías Almeyda se vino abajo cuando Ponce se fue expulsado, también por una falta sobre el Conejo Benítez. Fue entonces cuando la escuadra cementera se adueñó por completo del balón.

En la parte complementaria, Cruz Azul pudo hacer dos o hasta tres goles más, sin embargo no se mostró certero frente al marco de Cota. Solo el Gato Silva pudo mandar el esférico al fondo, luego de una jugada por la banda de la derecha, que terminó el chileno con un disparo fuerte y colocado al minuto 51.

La Máquina entonces manejó el balón de un lado a otro y ya sobre el tiempo de compensación, al 92', le regaló un tiro libre a las Chivas, el cual pudo acertar el defensa, Oswaldo Alanís, con un soberbio tiro que dejó parado a José de Jesús Corona.

Los nervios volvieron a las gradas, recordando lo sucedido en esta misma cancha ante Querétaro, Morelia y América, pero el árbitro cumplió con los tres minutos y concretó el triunfo de Cruz Azul, que si bien no le sirve de mucho para sus aspiraciones de Liguilla, sí le funciona para alejarse del tema porcentual.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×