En ‘cuenta regresiva’, Sinha lucha contra la nostalgia

Sinha también relata que prefiere no imaginar el día de su último partido.
Sinha lucha contra la nostalgia
  • El '10' escarlata reconoce que las rodillas no dan para más
Toluca -

Era un 16 de noviembre de 1997 y Sinha no sabía si pasaría migración, si había alguien esperándolo en México. Casi 20 años después, el creativo histórico del Toluca lucha contra la nostalgia, aunque con una sensación de satisfacción que poco tiene que ver con los nervios de su llegada.

A falta de la Liguilla, el próximo domingo será el último juego del volante en Fase Regular en el Nemesio Díez, donde la directiva le hará un homenaje al que se unirá una afición seguramente emocionada, que últimamente lo apapacha como nunca.

¿Cómo vives estos momentos?

“A veces nostálgicos, pero también a la vez disfrutando, aprovechando lo que queda de carrera, disfrutando el compañerismo que tengo hoy en día. Pero tratando de encontrar ese equilibrio, de saber manejar las cosas, de no caer en esa nostalgia de saber que son los últimos partidos.

“De repente hay días que los sientes así, medio cabizbajo por el tema de saber que vas en cuenta regresiva, faltan 5, 3… para terminar el torneo, de momento llega esa tristeza pero tengo que entender que lo más importante es el equipo, no uno”, aseguró a Mediotiempo.

‘LA RODILLA YA NO TE DA PARA MÁS’

Si por honestidad fuera, Antonio Naelson también viste la “10” porque siente nostalgia pero también malestar, y no solo físico por esas rodillas que le impiden estar al 100.

“El cuerpo también te va diciendo, no el cuerpo en general, hay ciertas partes como es el tema de la rodilla, es un tema muy complicado lo que vivo hoy, el no poder entrenar al 100, el no poder jugar al 100, jugar a medias siempre”, explicó.

“En ese momento siento que de repente falto al respeto a los que están trabajando al 100 por ciento, así que por eso llega el momento de decir ‘ya hasta aquí’, porque la rodilla ya no te da para más”.

PREFIERE NO IMAGINAR EL ADIÓS

El jugador no quiere imaginar el día del homenaje ni tampoco el de su último partido, ya sea en cuartos, semifinal o una final.

“Creo que los sentimientos en el Día D van a ser muy diferentes a lo que te imaginas. El saber que es el último día que pisas una cancha como profesional, el saber que vas a patear una pelota como profesional por última vez es muy diferente a lo que yo te pueda decir el día de hoy”, aseguró.

“Trata uno de ver mejor cómo voy a controlar los nervios, cómo voy a controlar los sentimientos ese día, que me imagino no va a ser fácil. Si hoy en día platicamos y ya empieza a sentirse uno medio raro, ni quiero pensar en ese día”.

DEL ‘NERVIO’ MIGRATORIO AL AGRADECIMIENTO

Pero más allá de esas sensaciones, Sinha se dice bendecido por retirarse en el club que ha sido sinónimo de su carrera, si bien no deja de agradecer el tiempo que pasó en Querétaro, curiosamente el rival del próximo domingo.

“Es una bendición poder retirarse donde más querías, donde más cosas buenas pasaste en tu carrera, más bien donde está mi carrera porque en realidad Toluca ha sido mi carrera”, aseguró.

Otra historia curiosa guarda la carrera del mediocampista, ya que no llegó directo al cuadro mexiquense sino al Monterrey, con una escala previa en su filial de Saltillo, a donde arribó el 25 de noviembre del ‘97, una vez que sorteó los primeros obstáculos, no futbolísticos sino migratorios.

“Para empezar te daba nervio pasar el tema de migración, de que no sabes si te van a dejar pasar, no sabes si hay gente esperándote.

“Si pones los sentimientos que tenía en ese momento cuando llegué a Saltillo, cuando viviste cosas importantes dentro del club, de la misma selección, son muchas cosas juntas, es un recuerdo para mi persona bonito porque desde que llegué a México ha sido una ascendencia total mi carrera, así que estoy sumamente agradecido”, recordó.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×