No hubo fiesta en la Sultana del Norte

La afición felina se quedó con las ganas de festejar el boleto al Mundial de Clubes.
La Macroplaza lució vacía tras la derrota de Tigres ante Pachuca en la final de la Concachampions.
 La Macroplaza lució vacía tras la derrota de Tigres ante Pachuca en la final de la Concachampions.  (Foto: Mediotiempo)
  • Tigres fracasó en su tercer intento por ganar un título internacional

La fiesta nunca llegó a la Sultana del Norte. Desolada y oscura lució la Macroplaza de Monterrey, luego de que Tigres cayó en su tercer intento por ganar un torneo internacional, por lo que la celebración de la afición felina seguirá esperando en este tipo de competencias.

La Explanada de los Héroes, ubicada frente al Palacio de Gobierno de Nuevo León, se quedó a la espera de la hinchada incomparable, del carnaval, del color, las banderas y los cánticos que caracterizan a una de las mejores aficiones de México, al caer nuevamente en una final contra Pachuca.

No se escucharon los claxons de los autos, tampoco el himno de los universitarios o risas triunfales, pues todo era silencio y solo algunos vehículos transitaban de prisa por las calles del primer cuadro de la ciudad.

Aunque en los últimos seis años el equipo de la UANL ha destacado por estar continuamente presente en finales, Tigres ha podido conquistar los campeonatos de Liga y Copa MX, pero en el plano internacional se han quedado en la orilla.

Los felinos cayeron primero en la Copa Libertadores del 2015 contra River Plate de Argentina; luego fue en la Liga de Campeones de Concacaf del 2016 ante América y en la edición 2017 de la Concachampions ahora tropiezan ante los Tuzos y vuelven a perder la oportunidad de acudir al Mundial de Clubes.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×