Las cuatro cirugías de rodilla de Barrera tienen explicación

El jugador ha invertido dos años de carrera tan solo en rehabilitarse
Las lesiones han sido un enemigo constante de Pablo Barrera.
 Las lesiones han sido un enemigo constante de Pablo Barrera.  (Foto: Imago 7)
  • Ha sido intervenido cuatro veces por los ligamentos, dos en cada rodilla
Ciudad de México -

Con el talento que lo llevó a estar en Sudáfrica 2010 con la Selección Mexicana y su paso por Europa, Pablo Barrera ha sufrido en contraparte una "maldición" en las rodillas que tiene una explicación anatómica.

El volante de Pumas ha sido operado cuatro veces por dichas articulaciones, dos en cada pierna, la última de ellas por la que estará fuera no solo lo que resta de este torneo sino durante casi todo el próximo Apertura 2017, cuando ya tendrá 30 años de edad.

Su historial comenzó hace casi diez años, en junio de 2008, cuando en un partido de pretemporada con Universidad frente a Atlante en Cancún, se rompió los ligamentos también de la rodilla izquierda, de lo que fue testigo el doctor Roberto Rodríguez, entonces encargado de los servicios médicos del club auriazul.

"Lo que pasa es que también no es un jugador que esté muy musculado, es un jugador que tiene los músculos más lineales que voluminosos y eso es un factor en contra de las lesiones", explicó Rodríguez.

"Si la rodilla estuviera más fuerte y más voluminosa, pues protege más, pero que sea una cuestión recurrente por cuestiones por falta de cuidado, no creo. Son accidentes y le han ocurrido mucho".

En total, en su vida futbolística Pablo acumulará 24 meses de recuperación, seis por cada lesión, lo cual da como total dos años sin actividad. Rodríguez aceptó que el caso de Barrera no es común y que además del tema muscular puede tener una predisposición para ese tipo de lesiones, por la forma del fémur, en particular del hueco intercondileo.

"Muchas veces no es completamente redondo sino un poquito puntiagudo y eso funciona como una cizalla. Eso pudiera estar rompiendo el ligamento. Son accidentes, son movimientos involuntarios y en ese momento se presenta el problema", detalló.

Después de esa primera lesión en la rodilla izquierda, los ligamentos lo dejaron en paz por un lapso de cuatro años. Pero en septiembre de 2012, se rompió los ligamentos de la rodilla derecha y justo un año después, en septiembre del 2013, el propio jugador decidió someterse de nuevo a cirugía porque seguía sintiendo molestias en esa misma zona.

"Normalmente debe quedar bien y jugar normal. Claro, ya no es un jugador joven y le va a costar un poquito más de trabajo la recuperación, pero lo hará", aseguró Rodríguez.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×