El Tiburón devoró a Rayados y acaricia la permanencia

Egidio Arévalo marcó el único gol del partido a los 14 de acción.
 Arévalo gritó con todo el gol, que a la postre significó el triunfo.  (Foto: Imago7)
Monterrey, Nuevo León -

Tiburones Rojos logró un triunfo de oro al imponerse a Rayados por 1-0 en el Pirata Fuente, resultado que podría representar la permanencia de los escualos en el máximo circuito, pues se despegó cinco puntos de Morelia y cuatro de Jaguares en la tabla de cocientes.

Por su parte, el conjunto dirigido por Antonio Mohamed dejó mucho que desear en el puerto al tener un partido gris, inconsistente y sin claridad con una delantera improvisada ante las ausencias de Dorlan Pabón y Rogelio Funes Mori, quien se resintió durante el calentamiento, por lo que su lugar tuvo que ser ocupado por Aldo De Nigris.

A pesar de que Rayados mantuvo el control del balón durante los primeros minutos e inquietó la portería de Pedro Gallese, fueron los Tiburones Rojos los que se pusieron en ventaja.

Al minuto 14, Adrián Luna cobró un tiro libre que rechazó mal Hugo González, el balón le cayó a Ángel Reyna, quien recentró con la cabeza donde apareció Egidio Arévalo a empujar el esférico al fondo de las redes para el 1-0, que a la postre sería el marcador definitivo.

El Cacha recordó su pasado con Tigres, pues festejó su anotación haciendo la doble ele con las manos, característica de la barra de Libres y Lokos, además de que el volante tuvo una polémica salida del Monterrey.

Los jarochos se atrincheraron el resto del primer tiempo y dejaron que fuera Rayados los que hicieran el gasto.

En el complemento, Mohamed ingresó a Edwin Cardona en el lugar de Jesús Molina, tratando de fortalecer su ataque, pero Veracruz se defendió bien y basó su juego en el contragolpe.

Al 54’, Luna volvió a cobrar un tiro libre que Hugo González mandó con un espectacular lance al tiro de esquina.

Al 65 de acción, los Tiburones dejaron ir el segundo gol cuando Murillo desbordó por la izquierda, mandó una diagonal al área, pero Reyna remató por encima de la portería regiomontana.

Diez minutos después, el Cacha le hizo una plancha a Cardona, que de milagro no lo fracturó; sin embargo todo quedó en cartón preventivo.

Rayados apretó en la recta final en busca del empate, pero le faltó ‘punch’.

Cuando el partido estaba por terminar, los albiazules se quedaron con diez luego de que Iván Piris se ganó una segunda tarjeta amarilla.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×