Morelia y Pumas, reviven final en duelo decisivo para ambos

El destino quiso que Pumas y Morelia se encontraran de nueva cuenta en un partido crucial.
 Esta vez, la situación es muy diferente para ambos equipos.  (Foto: Imago7)
  • Hace seis años se disputaban un título, ahora Monarcas lucha por no descender y Pumas por no quedar eliminado
  • Pumas no podrá contar con Palencia en el banquillo, ni con Verón y Castillo por expulsión
Ciudad de México -

Este partido se jugará este sábado a las 19:00 horas en el Estadio Morelos.

El destino quiso que Pumas y Morelia se encontraran de nueva cuenta en un partido crucial para ambas instituciones y así como chocaron en la final del Clausura 2011, donde Universidad Nacional obtuvo su séptimo título de liga; el próximo sábado una derrota purépecha podría significar el descenso de Monarcas, mientras que un revés auriazul prácticamente significaría su eliminación del torneo.

Esta vez, la situación es muy diferente para ambos equipos y de mucha más tensión para Morelia, que de caer ante los del Pedregal, combinado con victorias de Veracruz y Jaguares en la jornada 16, el conjunto purépecha descenderá irremediablemente a la Liga de Ascenso sin importar lo que suceda en la jornada 17.

De los equipos que disputaron hace seis años el título, aún quedan jugadores en ambos cuadros en el presente. Del lado auriazul, sobreviven Juan Francisco Palencia, ahora como DT, además de Alejandro Palacios, Darío Verón y Javier Cortés.

En tanto, del lado purépecha están Luis Gabriel Rey, Enrique Pérez y David Cabrera, aunque este último jugaba para Universidad en ese momento y fue titular en el equipo campeón que dirigía Memo Vázquez.

El actual entrenador de Pumas fue quien abrió el marcador en aquella final, tanto en la ida como en la vuelta. En el Morelos, Palencia anotó un golazo de larga distancia en el segundo tiempo, mientras que en la vuelta en Ciudad Universitaria, a través de la vía penal.

Morelia reaccionó en la ida con un gol de Joao Rojas y también lo hizo en el Olímpico Universitario, gracias a otro felino: Jaime Lozano, quien en ese entonces jugaba en el equipo que dirigía Tomás Boy. El Jimmy cobró un penal e igualó momentáneamente el global 2-2.

Sin embargo, ya entrado el segundo tiempo apareció Javier Cortés con un auténtico golazo, al llevarse a dos defensas con doble túnel, entrar al área y definir al ángulo, lo cual fue el 3-2 final en el global y el séptimo título de liga para Pumas, mientras que Monarcas se quedó con las manos vacías, situación que el equipo purépecha deberá evitar a toda costa el próximo sábado, si no quiere descender.


De poder a poder.
De poder a poder.  (MT)
Lesionados y suspendidos.
Lesionados y suspendidos.  (MT)
Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×