Se chamaquearon a los árbitros

La FMF movió las piezas como se le dio la gana y sabía que el castigo volvería a ser el mismo.
Ciudad de México -

Aún recuerdo el mensaje de los árbitros diciendo que habían ganado. Qué equivocados estaban. La FMF movió las piezas como se le dio la gana, les hizo creer que la sanción para Pablo Aguilar y para Enrique Triverio sería de 1 año, siendo conscientes que si América y Toluca iban al TAS, el castigo volvería a ser el mismo.

Es una realidad que los árbitros ganaron el primer asalto. Lograron algo sin precedentes, detuvieron una Jornada de la Liga MX para exigir sus derechos y defender lo que ellos consideraban justo. Probablemente se equivocaron en las formas y no pensaron del todo en el beneficio del futbol mexicano.

Seamos claros, en nuestro futbol una máxima es la sonrisa eterna y la puñalada por la espalda. Todo se maneja por detrás. Ese parón a la Liga representó una pérdida importante para patrocinadores y equipos de futbol. No podíamos pensar que se iban a quedar tranquilos.

Se empezó una guerra entre árbitros y federación que no ayuda a nadie. El futbol mexicano tiene que estar más unido que nunca para salir adelante. Si pensamos en ganadores y perdedores, estamos dejando de valorar al aficionado, que se está convirtiendo en el único derrotado.

Los árbitros tienen que hacer autocrítica y entender que no pueden poner y quitar presidentes de la comisión como se les dé la gana. Esto no funciona así. Ellos tienen que aceptar y no imponer, pues nunca es sano darle demasiado poder a nadie.

No creo que la salida de Héctor González Iñarritu sea la mejor manera de arreglar un problema que aumenta torneo a torneo. Los cabecillas del arbitraje tienen que pensar más en el futbol y no tanto en sus intereses. Vámonos, que la pasen bien.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas