Real Madrid sobre el Atleti, una paternidad de casi 60 años

Cuando se juega en Europa, el derbi madridista siempre termina con los Merengues sonriendo y los Colchoneros llorando.
El inolvidable cabezazo de Sergio Ramos en la final de Lisboa 2014.
 El inolvidable cabezazo de Sergio Ramos en la final de Lisboa 2014.  (Foto: Getty Images)
  • Nunca desde 1959, los Colchoneros han eliminado al Madrid en Champions
Ciudad de México -

La historia se repitió y las series entre Real Madrid y Atlético en Champions League no conocen de excepciones. La regla se confirmó una vez más, pues la victoria Merengue de esta tarde consolidó una de las paternidades más sólidas en la historia de este torneo.

El pase del cuadro blanco a la final de Cardiff el 3 de junio significó la eliminación por cuarto año consecutivo del cuadro colchonero a manos de su acérrimo rival. Por si fuera poco, se convirtió en la quinta de cinco victorias del Madrid por encima de los rojiblancos en eliminatorias de este certamen.

El Real Madrid se “ensañó” en los últimos años y en su actual racha parecen descargar las varias décadas en que ansió enfrentar al Atleti en este torneo europeo. La primera vez que los blancos eliminaron al equipo del Manzanares fue en 1959, cuando en semifinales hubo un tercer juego de desempate que ganó el entonces plantel de Alfredo di Stéfano y Ferenc Puskas.

De ahí pasaron 55 años hasta que ambos clubes se encontraron en la final de Lisboa 2014, cuando Sergio Ramos dejó huella al empatar al 93’ y obligar a tiempos extra donde su equipo venció 4-1.

Luego llegaron los cuartos de final de abril del 2015, históricos para Chicharito Hernández, quien al minuto 88 de la vuelta marcó el único tanto de toda la serie. Esa fue la tercera eliminatoria de tres a favor del equipo Merengue… y lo que faltaba.

En 2016 volvió a darse la final madrileña, también dramática porque se definió en penales luego del 1-1 en tiempo regular, hasta que los yerros rojiblancos permitieron que Cristiano celebrara el definitivo.

Esta vez, el Atlético siempre estuvo boca abajo. Con el 3-0 de la ida parecía liquidado, si bien el 2-0 a su favor hasta casi el final del primer tiempo les llevo a imaginar una gesta que rompería no solo la vapuleada de una semana atrás, sino la que han sufrido desde hace casi 60 años.

Pero todo volvió a la normalidad. El Calderón se despidió de Champions con la derrota más tradicional de sus últimos años, ya que la próxima campaña la disputarán en su nuevo inmueble, el Wanda Metropolitano.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×