Mbappé corona al Mónaco 17 años después

El Principado se coronó 17 años después con la espectacular actuación de la joya juvenil y de un Tigre Falcao que parece revivir.
 La felicidad de Falcao y Mbappé con el título francés.  (Foto: @AS_Monaco_ES)
  • Mbappé tenía apenas dos años cuando el Principado fue campeón por última vez.
  • Falcao es goleador del equipo con 30 goles en 43 partidos.
  • Rafa Márquez formó parte del campeonato del 2000
Estadio Luis II, Mónaco (Reuters) -

La velocidad y talento del joven delantero Kylian Mbapppé, que abrió el marcador para los locales con un espectacular gol, permitió al Mónaco proclamarse, diecisiete años después, campeón de la Liga francesa, tras imponerse este miércoles por 2-0 al Saint-Etienne.

Mbappé, que no había cumplido los dos años cuando el Principado se alzó en el año 2000 con su último título de Liga, plasmó en el marcador la superioridad del conjunto monegasco, que pese a necesitar tan sólo un punto para asegurarse su octavo título liguero, arrinconó desde el principio al Saint-Etienne en su área.

La joven sensación del futbol europeo no desaprovechó para plantarse, gracias a su explosiva velocidad, completamente solo en el área rival, donde salvó la salida del portero del Saint-Etienne Stéphane Ruffier con un eléctrico regate, que permitió al delantero del Mónaco anotar a puerta vacía el 1-0 al minuto 16.

Una clara superioridad que hizo relajarse en exceso a los locales en la segunda mitad, lo que permitió al Saint-Etienne, que apenas había inquietado la portería de Subasic en el primer tiempo, gozar de dos buenas ocasiones al contragolpe para igualar el encuentro.

Pero ni Arnaud Nordin a los 55 minutos, ni Jordan Veretout, que vio como el central polaco Kamil Glik le arrebata a los 61 el balón cuando ya había superado al portero local, fueron capaces de aprovechar la relajación local.

Dos errores que dieron un nuevo impulso al Mónaco, que pudo sentenciar definitivamente la contienda a los 75 minutos en una nueva jugada de Mbappe, que sirvió en esta ocasión desde la derecha, un balón a Valère Germain, que con todo a su favor no fue capaz de marcar.

No falló Germain en su siguiente oportunidad, un contragolpe en el tiempo de prolongación, que sirvió para que el Mónaco firmase el definitivo 2-0 que permitió a los del portugués Leonardo Jardim romper la racha de cuatro títulos consecutivos del París Saint-Germain, y alzarse con un trofeo liguero que no saboreaba desde hace diecisiete años.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×