Carlos Salcido y el título que se le negaba con Chivas

Uno de los símbolos de la época reciente del Rebaño cumplió el sueño que quería para "coronar su carrera".
Carlos Salcido por fin logró el título ansiado con Chivas
  • El capitán del Rebaño logró levantar un título de Liga con el equipo de sus amores luego de 16 años como profesional
Estadio Chivas, Guadalajara, México -

El destino es sabio y lo demostró una vez más en la carrera de Carlos Salcido, pues cuando parecía que en el camino futbolístico del veterano no habría un título de Liga MX con el Guadalajara, el Clausura 2017 lo premió con ese pendiente de la mejor manera posible: alzando el trofeo como capitán y en casa.

Debutó con Chivas, pero su traspaso a Europa le impidió ganar el título de Liga en el Apertura 2006. Hoy, más de diez años después, Salcido por fin consiguió el campeonato con el Rebaño.

"Siempre tenía esa ilusión, quedar campeón y lo disfruto, quería ser parte de la historia de Chivas y hoy lo tengo.

"Hace 20 años vi a este equipo campeón desde la tribuna (Verano 97), hace 11 me tocó desde lejos (en el Invierno 2006 militaba con el PSV Eindhoven) y ahora por fin Dios me permitió ser campeón con este club que es mi vida", explicó Salcido con un nudo en la garganta.

Ganó su único título de Liga MX con Tigres en 2011 y esta noche logró el campeonato justo ante su exequipo, que le sabe mucho más dulce que cualquier otro: "Toda la gente sabe lo que he dado y mira, gracias a Dios llega este momento, ya solo me falta levantarla (la copa) en La Minerva. Estoy bendito por este momento".

Comenzó su carrera en el Estadio Jalisco el 22 de julio de 2001 cuando ingresó de cambio en un partido entre Chivas y La Piedad. Desde entonces comenzó una carrera prometedora que lo llevó a la Selección Mexicana y posteriormente a Europa; metas que le dedica: "A mi familia, mis papás, mis hermanos, saben que no ha sido nada fácil, he tenido momentos muy duros, pero todo tiene una recompensa".

Su trabajo en el Tri de Ricardo La Volpe llamó la atención del PSV Eindhoven, que lo fichó para la temporada 2006-2007, razón por la que dejó a las Chivas después del verano y ya no fue partícipe del título del Apertura 2006.

Eso no le impidió ser campeón en Holanda en 2007 y 2008, éxitos que lo catapultaron a la Liga Premier con el Fulham en 2010, donde no consiguió títulos, además de que fue asaltado en su casa, vivencia que fue decisiva para volver a México.

Así es como llegó a Tigres para el Apertura 2011 y su aportación fue notable pues salió campeón en ese mismo torneo, donde permaneció hasta el Clausura 2014, cuando consiguió la Copa MX.

Desde el Apertura 2014 volvió a las Chivas, a las que ayudó a conseguir los títulos de Copa de 2015 y 2017. A sus 37 años finalmente alzó el trofeo de Liga con el club que lo debutó ante el equipo que lo repatrió de Europa.

"Estoy bendito", es lo único que puede agregar al recordar tantos momentos de gloria.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×