Gignac despreció la medalla y Tigres casi llega a los golpes

No terminaron con las mejores formas los jugadores de la UANL dada la calentura de otra final perdida.
Hasta sacando la lengua a la fanaticada rojiblanca se fue APG.
 Hasta sacando la lengua a la fanaticada rojiblanca se fue APG.  (Foto: Imago7)
  • Javier Aquino y Edu Vargas aceptaron a regañadientes la medalla de subcampeón de manos de Enrique Bonilla
Estadio Chivas, Guadalajara, México -

El subcampeonato felino no terminó con las mejores formas, ya que los últimos minutos de la final del Clausura 2017 fueron de tensión por los diversos connatos de bronca entre elementos de Tigres y Chivas, además de que varios norteños despreciaron las medallas de segundo lugar.

Desde antes de que Ismael Sosa marcara el 2-1, los pupilos del Tuca evidenciaron la frustración por el tiempo que se terminaba con ellos abajo del marcador. Algunos empujones aparecieron en la cancha, donde minutos después un furioso Nahuel Guzmán perseguía a un Rodolfo Pizarro de sonrisa burlona.

Tal fue la intensidad que Jesús Dueñas llegó a jalar del rostro a Pizarro, quien aprovechó para exagerar y caer al suelo. A pesar del gol de Tigres cerca del final, tras el último silbatazo del torneo, ya en medio de los festejos locales, Dueñas corrió persiguiendo a Miguel Ponce, luego de que este le dio un "zape".

Ya durante la ceremonia de premiación, el titular de la Liga MX, Enrique Bonilla, debió entrar en un estira y afloje con Javier Aquino, quien no quería ponerse la medalla. Lo mismo pasó con Eduardo Vargas, quien a regañadientes la recibió en el cuello para quitársela apenas dio la media vuelta.

En ese pasillo no apareció André-Pierre Gignac, quien tras el silbatazo final se fue directo al vestidor, luego de que los últimos minutos también los pasó a punto de ebullición, pues desde antes había reclamado un par de tiros de esquina que parecían legítimos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×