A medio Hexagonal, el Tri roza la perfección

Oswaldo Alanís, Hirving Lozano y Raúl Jiménez fueron los anotadores
Oswaldo Alanís, Hirving Lozano y Raúl Jiménez, fueron los anotadores.
 Oswaldo Alanís, Hirving Lozano y Raúl Jiménez, fueron los anotadores.  (Foto: Imago7)
  • México llegó a 13 puntos; en todo el Hexagonal pasado, solo sumó 11
Estadio Azteca -

A este Tri parece que nadie lo para y justo a medio Hexagonal, el equipo de Juan Carlos Osorio superó todo lo sumado por la Selección en el sufrido camino hacia Brasil 2014. Esta vez fue una victoria, casi en automático, por 3-0 sobre un inanimado Honduras, que afianza a los verdes en la cima con 13 puntos de 15 posibles.

Hace cuatro años, lograr un punto era todo un parto y ahora caen a racimos. Al final de ese Hexagonal, el cuadro mexicano solo alcanzó 11 unidades. Ahora el panorama es tan distinto que no hay ni por asomo algo de zozobra porque México camina rumbo a una nueva Copa del Mundo con pasos firmes.

El trámite del partido no fue fácil al inicio porque Honduras presentó un buen candado de cinco defensas y cuatro mediocampistas, lo cual ya había adelantado el técnico Jorge Luis Pinto, ya que la H se iba satisfecha con un punto del Azteca.

Pero cuando más se sentía cómodo Honduras apareció Oswaldo Alanís, el "Hummels" Mexicano, con la estrella de campeón en Chivas, para meter un certero cabezazo al 34’ en un tiro de esquina cobrado por Giovani dos Santos, para vencer a Donis Escober.

Ya en el segundo tiempo, Osorio sacó a Giovani y le dio juego a Hirving Lozano, buscando ahogar a los hondureños que poco a poco se apagaban. Y el Chucky le respondió con creces al colombiano.

Minutos antes, Hirving falló una clara para el segundo del Tri, pero al 63’, un excelso pase de Héctor Herrera dejó solo al de Pachuca, que ante la salida de Escober se quitó al meta y definió con portería abierta para el 2-0.

Tres minutos después apareció Raúl Jiménez, quien partió como titular en lugar de Javier Hernández, a quien Osorio decidió guardarlo para Estados Unidos. El delantero de Benfica entró solo al área y definió para el tercero de la noche, cerrar la goleada y aplastar los sueños de un equipo catracho que se le acabó muy pronto el gas y se aleja cada vez más de al menos el repechaje al quedarse con cuatro puntos, en la penúltima posición.

Todavía el Chucky tuvo una más para meter el cuarto, pero no pudo. Así, la Selección Mexicana dejó el escenario preparado y perfecto para recibir al acérrimo rival, Estados Unidos, el próximo domingo, que vendrá con la moral arriba por vencer a Trinidad y Tobago, aunque por lo mostrado por este Tri, no se ve cómo alguien lo pueda vulnerar en un Hexagonal cada vez más suyo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×