La radical transformación de Nueva Zelanda

Desde la sacudida que México les dio en el repechaje rumbo a Brasil 2014, hay varios cambios dentro de los All-Whites.
 Los Kiwis buscarán la primera victoria de su historia en Confederaciones ante México.  (Foto: AFP)
  • Los All-Whites comenzaron una reestructuración desde 2014 con la salida del técnico Ricki Herbert, quien duró 9 años en el cargo
  • México apenas venció a los Kiwis 2-1 en un amistoso en octubre pasado en Estados Unidos
Ciudad de México -

Para Nueva Zelanda, el Tri representa un parte aguas en su historia futbolística, pues tras la goleada en el repechaje rumbo a Brasil 2014 sus dirigentes se replantearon muchas cosas para dar pie a un nuevo camino, mismo que los ha traído hasta la Confederaciones de Rusia 2017.

En aquel repechaje para llegar al pasado Mundial, México los doblegó de manera categórica por 9-3 global, dando como primera consecuencia la salida del timón de Ricki Hebert, quien estuvo nueve años en el cargo -de 2005 a 2014- y los llevó a la primera Copa en su historia: Sudáfrica 2010, donde no pasaron de primera fase, pero le sacaron empates a Paraguay, Eslovaquia e Italia.

Tras el adiós de Hebert hubo un interinato de Neil Emblem, para luego dar paso a Anthony Hudson, exentrenador de Bahréin, quien comenzó un proceso de rejuvenecimiento en la plantilla.

A Nueva Zelanda también le favoreció que Australia se mudó a la Confederación Asiática desde 2006. Gracias a ello han podido sobresalir poco a poco; ejemplo de ello es la Copa del Mundo que jugaron en 2010 y el repechaje que disputaron ante México en 2013, aunque ese mismo año -sorpresivamente- fue la muy débil Tahití la selección que fue a la Confederaciones celebrada en Brasil en representación de Oceanía.

Para Rusia 2017, los All-Whites llegan como campeón de la Copa de Naciones de Oceanía, donde enfrentó a países como Islas Fiyi o Vanuatu, que, por ejemplo, ya se le complicó a México en selecciones menores en el Mundial Sub-20 2017 con triunfo agónico por 3-2.

Además, en el partido inaugural, el local Rusia apenas pudo doblegar 2-0 a los Kiwis, mientras que el enfrentamiento más reciente entre México y Nueva Zelanda fue un amistoso en octubre pasado celebrado en Estados Unidos, donde el Tri sufrió para ganar 2-1.

Si nos vamos a los números, los oceánicos no muestran cosas alentadoras, porque con la derrota ante los rusos llegó a diez partidos sin ganar en cuatro participaciones en Copa Confederaciones, además de que lleva cinco encuentros dentro del certamen en los que no ha podido anotar.

Pero así como México ve a los All-Whites como el equipo más accesible de la primera ronda, lo mismo hacen los blancos, porque luego irán contra el vigente campeón de Europa, Portugal. Para ellos no hay mañana y para el Tri, si se confía, podría tampoco haberlo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×