Balón parado, el mejor amigo del Tri

De debilidad a fortaleza. La Selección de Juan Carlos Osorio es especialista en acciones de táctica fija.
 Oswaldo Alanís anota en tiro de esquina el 1-0 de México vs. Honduras.  (Foto: Imago7)
  • El 38.09 por ciento de los goles han sido con jugadas de tiro libre, tiros de esquina y/o penaltis
Ciudad de México -

En la era de Juan Carlos Osorio, uno de cada tres goles de la Selección Mexicana se consiguen mediante el balón parado, tal y como lo demostró el equipo apenas el domingo en el tanto que le anotó a Portugal en la Copa Confederaciones.

El combinado mexicano no solo tiene opciones de gol con las variantes ordenadas por el colombiano hacia sus jugadores, sino que han hecho de los centros a balón parado y los tiros de penal un arma que le ha redituado en 16 goles.

De los 42 tantos que se han anotado desde que el entrenador Osorio llegó al banquillo del Tri en octubre de 2015, el 38.09 por ciento han sido con jugadas de tiro libre, tiros de esquina y/o penaltis.

Sin contar los cuatro tiros de penal, el porcentaje se reduce al 28.57 por ciento que equivale a 12 goles y solo uno de ellos en ejecución de tiro libre, que fue logrado por parte de Andrés Guardado.

Los más celebres goles de tiro de esquina, han sido el gol de Rafael Márquez ante Estados Unidos en Columbus para ganarle el duelo eliminatorio a los norteamericanos en calidad de visita y el reciente de Héctor Moreno ante Portugal que rescató el empate en el debut del certamen internacional para igualar la pizarra 2-2.

En cuestión de partidos de eliminatoria, los goles a balón parado le han redituado en puntos como ocurrió en los juegos contra El Salvador, Honduras, Estados Unidos, Costa Rica y Trinidad y Tobago.

Por eso, el balón parado se convirtió en el mejor amigo del Tri, ya que estos goles han hecho al combinado azteca un equipo de cuidado en la táctica fija.

.
.  (Mediotiempo)




Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×